Voy a tener a mi hijo: La historia de Leticia

shutterstock.com
0 157

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Leticia no sabe bien como fue a parar con Ángel. Aunque era una chica “experimentada” de 16 añitos (tenía bastantes kilómetros en carretera) y el muchacho le gustaba, no pensó que él se fijaría en ella.

Ángel para nada hacía honor a su nombre. Tenía 7 años más que ella, esposa y 2 hijos con diferentes mujeres. Encima se rumoraba en el barrio que andaba en amoríos con una querida, o varias, quien sabe.

Tiempo después el chico perdió güiro calabaza y miel, como decimos los cubanos. Solo, tuvo más tiempo para dedicarle a las fiestas y los romances fortuitos. Así fue como una noche de discoteca él y Leticia terminaron “enredados”.

La muchacha pensó que sería cosa de una noche, pero sorprendentemente continuaron la relación, hasta parecían enamorados. El novio que ella tenía pasó a la historia también luego de que apareciera Ángel.

Los tortolitos se la pasaban de vacilón como si no hubiese un mañana, y todo fue bien hasta que en unas de esas salidas apareció una rival que terminó siendo la mujer de su supuesto novio.

Pasadas unas semanas Leticia descubrió que estaba embarazada de Ángel. No le hacía mucha gracia la idea de ser madre tan joven, pero un par de amigas estaban pasando por lo mismo y ella a fin de cuentas tampoco podía abortar pues tenía problemas de hemoglobina y coagulación.

- Publicidad -

La noticia a Ángel ni siquiera le importó. A penas se lo comunicó todo fueron negativas de él y sus padres. “No es mío”, “mira ver de quién es”, “eso es problema tuyo” y otras frases por el estilo. También con la fama que tenía Leticia en el barrio, era como para pensar. Igualmente ella tenía una convicción: “voy a tener a mi hijo”- se decía.

Terminó enfrentando el embarazo prácticamente sola. En materia económica su familia no tenía mucho que ofrecer. Aún con barriga siguió de fiesta y pachanga, pero al nacer el bebé se convirtió en una excelente madre.

Como pasa muchas veces, encontró un buen samaritano como pareja que se encargó de ambos y formaron una pareja estable, que duró un par de años.

Hoy es una madre soltera que mantiene a su hija trabajando y poniéndolo en el centro de su vida.

*Los personajes y hechos relatados en esta historia son resultado de una obra literaria del autor. Cualquier parecido con personas verdaderas, o con hechos reales es pura coincidencia.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »