Reglas para jugar dominó en Cuba

Artur Czerwinski / Shutterstock.com
0 623

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Ya se sabe que el dominó en Cuba, si no es el deporte nacional, compite bastante con el béisbol pues se practica por varones y mujeres de todas las edades.

A la hora de jugar los nativos de diferentes provincias implantan reglas a su estilo y es común que, antes de comenzar la partida, se pongan de acuerdo, para evitar sorpresas en los finales.

Para los santiagueros no es la misma forma que para los matanceros. El juego puede terminar cuando una de las dos parejas gane 200, 150 o 100 puntos, en dependencia de lo pactado. En esto influye si vives en Marianao, Cruces o en Puerto Padre.

Las disposiciones más comunes son las siguientes:

Salida vale 20:

El que “sale”, debe poner una ficha que inicia la “data”. Cuando es un doble y el que juega a continuación no lleva, entonces se apuntan 20 tantos para la pareja que salió.

Capicúa vale doble:

Se conoce por “capicúa” cuando al terminar la data el ganador puede poner la ficha por las dos esquinas. Entonces se anota el doble de los tantos alcanzados.

Empate:

En algunas provincias y países cuando las dos parejas tienen la misma puntuación se decide que el ganador es el que salió. En otros lugares se decreta empate y el que inició la partida pierde la oportunidad de salir nuevamente.

No caben:

Cuando una de las parejas tiene una cantidad determinada de tantos y gana otros en una data, si esa cantidad supera los necesarios para ganar el juego entonces no se anotan. En ocasiones, si se aplica el punto 1 y restan 20 puntos para ganar, de apenas salir y el contrario no llevar pues se terminó el juego. “De caballero” es todo lo contrario, es cuando no se establece la regla.

Pares o nones:

El doble más grande, la más grande o la más chica y pares o nones son los métodos para iniciar la partida, como lanzar una moneda en el futbol. Las parejas rivales eligen uno de los tres anteriores y el que tenga mejor suerte comienza.

Manecillas del reloj:

- Publicidad -

El dominó se juega en contra de las manecillas del reloj aunque hay variantes por ahí que es todo lo contrario.

Lo inventó un mudo:

Está prohibido hablar mientras transcurre la partida. Puede ser una manera de enviarle señales al jugador compañero.

Las fichas no se tocan:

se refiere a las fichas que ya están puestas en la mesa, también tocar una u otra esquina es un código que quiere decir algo, una señal de “juega por aquí” o vaya usted a saber.

Dar agua:

en el mundillo de este deporte la pareja que pierde la data es la que “da agua”, acción que se conoce por rotar las fichas del dominó encima de la mesa.

La mano:

El que inicia la partida es “la mano”, o sea el que menos fichas debe tener. El compañero no debe reajustar el juego para sí, ni irrespetar a su pareja. Es casi que un código de ética entre jugadores.

Estas y otras reglas se ponen en práctica de Oriente a Occidente y los cubanos han querido implantarlas donde quiera que estén. Han existido episodios y escenas acaloradas por no conversar esto previamente o por suponer que las reglas de Chambas son las mismas que se juegan en Quebec.

Es aconsejable que, antes de comenzar el partido, los contrincantes se pongan de acuerdo, tal y como sucede en la pelota donde se discuten las “reglas del terreno”.

A la mitad o en las postrimerías del encuentro pueden escucharse frases como esta: “ahhh, no, eso no se advirtió, entonces no procede.”

Si te sabes algún otra pues compártelo en la sección de comentarios. Ahora te dejo que voy a echar un jueguito.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »