Receta: Masas de cerdo fritas

Shutterstock.com
0 1.206

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Las masas de cerdo fritas son uno de los manjares cubanos más codiciados y conocidos, no hay manera que de algún puerquito criado en el patio de la casa, no se reverse un pedazo de carne para este plato.

Queda rico lo mismo para picar con cerveza, que comer como plato fuerte con arroz congrí o frijoles negros y arroz blanco, tostones, yuca con mojo y aguacate. No se me ocurre mejor combinación y hasta escribiendo se me hace la boca agua.

Te amo Cuba los invita a probar unas sabrosas masas de cerdo fritas

Ingredientes:

6 kg de carne de cerdo

1 cabeza de ajo

1 cebolla (opcional)

2-3 naranjas agrias

1 taza de aceite

Pimienta molida

- Publicidad -

Sal al gusto.

Modo de preparación:

Cortar la carne de cerdo en trozos de buen tamaño. Sazonar con sal y pimienta al gusto.

Para freír se necesita una cazuela grande y profunda. Echar el aceite y dejar calentar bien. Incorporar la carne y mover continuamente hasta que los trozos se hayan dorado de forma pareja. Bajar la temperatura y dejar cocinar hasta que ablande.

Por otro lado, para el mojo, pelar y triturar los ajos. Exprimir las naranjas agrias y mezclar con los ajos y la cebolla en rodajas, algunas personas lo prefieren solo con ajo. Añadir 2 cucharadas de la grasa caliente donde se hizo la carne. Mezclar bien.

Sacar la carne de la grasa, escurrir y para eliminar mejor la grasa sobrante pasarla por papel de cocina, servilletas o papel cartucho, según tengamos a mano. De esta forma la carne queda sin exceso de grasa, que puede ser bien dañina.

Por último, agregarle por encima el mojo y servir calentitas. Para conservar se puede refrigerar y luego volver a freír para que queden crujientes de nuevo.

Antiguamente, sobre todo en el campo que no tenían refrigerador, acostumbraban a freír las masas y los chicharrones, los dejaban enfriar bien al igual que la manteca, y las ponían en un envase de madera o barro, cubiertas con la grasa, bien tapado. Así se podía conservar en un lugar húmedo y fresco. Cuando iban a comer la carne se sacaba de la grasa con una cuchara o espátula de madera y se colocaba en la sartén a fuego lento.

Video relacionado:

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »