Palabras que usa el cubano para nombrar lugares y que son aborigen

Andrey Lobachev / Shutterstock.com
0 487

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Los cubanos somos una mezcla de culturas, civilizaciones, todo un ajiaco de costumbres, tradiciones, formas de vida que estaban o llegaron en la isla y se volvieron eternas.

Pero quedémonos en el inicio, cuando el indocubano fue invadido por la “Conquista del Nuevo Mundo” y aun así, lograron trascender costumbrismos, vocablos, una huella que se estampó en el cubano por siglos y toca la actualidad.

Al llegar al oriente cubano, los españoles interactuaron principalmente con los taínos, aborígenes casi extinguidos por la explotación desmedida de los europeos; sin embargo, trascendieron palabras pronunciadas por ellos que hasta el día de hoy usamos.

En esta primera parte nombraremos voces que refieren sitios o ríos en la Mayor de las Antillas. Y por qué no comenzar entonces con el propio nombre de nuestra Patria: Cuba, palabra con la que los propios nativos nombraban a la gran isla.

¿Reconoces estos nombres?: Agabama, Jobabo, Tayabacoa, Yamagua. Seguro te bañaste en alguno de estos ríos que tienen su origen en la lengua taína y están dispersos por toda la geografía cubana.

- Publicidad -

- Publicidad -

shutterstock.com

De la campiña a las ciudades: Baracoa, Bayamo, Guanabacoa, Habana, Jiguaní y Nipe, sitios del archipiélago caribeño que por muy familiares y muy cubanos, no dejan de tener su origen en la lengua aborigen.

Otro tinte curioso en las palabras ancestrales es Caney, que aunque su significado original se relaciona con un tipo de construcción rudimentaria donde por lo general vivían los caciques, una vez popularizada también dio nombre a ciudades.

Caney de las Mercedes, una pequeña ciudad en el municipio Bartolomé Masó Márquez de la provincia Granma y El Caney, un poblado de Santiago de Cuba, fundado 19 de agosto de 1539 con el nombre de la comunidad india de “San Luis de los Caneyes”.

Otros recorridos por nuestra lengua cotidiana con lazos aborígenes aún quedan pendientes. Por lo pronto, las que aquí recuerda Te amo Cuba, no se te olvidarán de dónde vienen.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »