Padres de la pequeña Paloma salen de Cuba tras ser amenazados por la Seguridad del Estado

0 44.324

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Yaima Caballero, la madre de Paloma Domínguez Caballero, la niña de un año que falleció en La Habana tras una vacuna, tuvo que salir del país debido a las amenazas que ha recibido de parte de la Seguridad del Estado.

La mujer contó que decidieron salir hacia México debido a que el pasado 16 de octubre ella y su esposo Osmany Domínguez Soler, fueron citados a una reunión en el Ministerio de Salud Pública supuestamente para indicarles cómo marchaba la investigación sobre la muerte de la pequeña.

Sin embargo, a la reunión asistieron dos oficiales de la Seguridad del Estado y les dijeron que podían ir a la cárcel debido a las acusaciones que estaban haciendo a través de las redes sociales.

“Me preguntaron que, si yo sabía que por hacer falsas acusaciones sobre que mataron a mi hija, era un crimen, y que todo crimen se paga con la cárcel. No puedo regresar a Cuba, eso me quedó claro, al menos por ahora, pero ya yo dije allá todo lo que tenía que decir, y aquí seguiré exigiendo justicia para mi hija”, declaró a CubaNet. 

Caballero relató también que los llevaron a un salón, pero no les permitieron entrar con sus teléfonos para que no grabaran el encuentro y les hicieron gran cantidad de preguntas, algunas que ni siquiera estaban relacionadas con la muerte de Paloma.

- Publicidad -

Además, dijo que durante la reunión les recordaron que estaban muy pendientes de las publicaciones que hacían en las redes sociales.

- Publicidad -

“Nos escoltaron hasta un salón enorme con el aire acondicionado muy fuerte. Nada de entrar con el teléfono. Nos hicieron miles de preguntas, hasta cuándo había tenido mi primera menstruación o cómo la enfermera había tomado el bulbo de la vacuna. Todo el tiempo nos repetían que ellos sabían de nuestras publicaciones en las redes sociales”, expresó a 14ymedio. 

Yaima dijo que antes del fallecimiento de su hija, tenían previsto un viaje a México, y hace poco fue a hacer su pasaporte nuevo porque lo tenía vencido y el trámite solamente tardó tres días.

“Me mandé a hacer el nuevo pasaporte el pasado lunes y me dijeron que demoraba 20 días, pero después de esa reunión me llamaron al otro día para decirme que ya estaba listo. Me tuve que ir del país porque no me da la gana de quedarme callada”, dijo.

A pesar que se encuentra fuera de Cuba, esta madre aseguró que seguirá pidiendo justicia y no va a dejar de denunciar las negligencias que se cometieron y que le costaron la vida a su hija.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »