Multan con mil pesos a un cuentapropista cubano por vender pasteles

0 742

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Reiner Fuente, un cuentapropista cubano residente en La Habana, denunció a través de sus redes sociales que fue detenido por una inspectora y que le impuso una multa de mil pesos por vender pasteles en la calle.

Fuente compartió en su perfil de Facebook una foto del momento en el que la inspectora le estaba poniendo la multa y se puede apreciar a la funcionaria escribiendo algo en su tablilla junto a la bicicleta donde exhibe sus pasteles.

“En estos momentos me están poniendo una multa de 1000 pesos por detenerme a vender mis pasteles. ¿Hasta cuándo? ¿Cómo pago esta multa?”, preguntó el cubano que trabaja para mantener a su familia.

En otras publicaciones el cuentapropista dijo que no pensaba pagar esa multa, principalmente porque con lo que ganaba vendiendo pasteles no le alcanzaba casi para mantener a la familia.

- Publicidad -

Además, cuestionó que le impusieran una multa tan elevada cuando el salario mínimo en Cuba es bastante bajo y también criticó que las autoridades se dedicaran a molestar a los trabajadores por cuenta propia en lugar de resolver la situación del país.

- Publicidad -

“¿Cuánto es el salario promedio de este país para que le pongan a un hombre 1000 de multa? ¿Cuántos días tengo que dejar de comer para pagarla? No la voy a pagar. No la puedo pagar. ¿Hasta cuándo en este país no podremos vivir como personas?”, escribió.

Muchas personas han mostrado su apoyo a Reiner Fuente y han criticado que cada vez es mayor la presión que se está ejerciendo sobre los trabajadores por cuenta propia y lo complicado que les resulta llevar a cabo su trabajo.

Según Fuente esta no es la primera vez que tiene problemas con inspectores y que le imponen multas por realizar su trabajo.

“Hoy publiqué algo sobre la marcha y no pude dar a conocer todos los detalles porque tenía que seguir trabajando, ahora más que nunca. Mi mayor molestia no es esta multa que ya de por sí es excesiva y difícil de pagar. El problema es que no es la primera vez que me sucede algo así y temo que no será la última. En los últimos 2 años me han conducido esposado a la Unidad de Policía en 3 ocasiones, 2 a Zanja y 1 a la Maestranza. En esta última rompieron el récord de emplear 3 carros patrulleros y 7 policías para conducirme. Mi delito, traer turrón de maní para vender, pero según ellos era mucha cantidad. En una ocasión me decomisaron los turrones y los repartieron a los policías de guardia en los carnavales. He sido amenazado por agentes de la policía y al poner la denuncia me pelotearon durante 6 meses hasta que me cansé lo cual era su objetivo. En esta ocasión estaba vendiendo en la calle Águila cuando llegaron 2 inspectores y 3 policías. La inspectora de la foto me dice que me pondrá la multa por estar haciendo punto fijo a lo cual replico que yo estaba vendiendo en el momento que ellos llegaron y por tanto no procede. Luego dice que por ser Águila una arteria principal a lo cual alego y los policías tuvieron que confirmar que el lugar donde me encontraba no es considerado arteria principal, entonces me dijo que no puedo vender a menos de 100 metros de un establecimiento del estado. Nada, que quería cumplir el plan conmigo. Ahora yo pregunto. ¿Dónde puedo vender si en Centro Habana hay un establecimiento del estado en cada cuadra?”, comentó.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »