Manolín: “Puede que no esté de acuerdo con exactamente todo lo que dice Otaola, pero estoy de su parte”

0 1.819

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

El cantante cubano Manuel González, más conocido como Manolín el médico de la salsa, criticó a los artistas de la isla que no quieren denunciar lo que sucede en la isla y aseguró que en este tema apoya la postura de Alexander Otaola.

Para Manolín, lo que hacen Gente de Zona, Descemer Bueno y todos los artistas que se niegan a hablar de política, pero apoyan al gobierno cubano, es una falta de respeto y una muestra de que solo se interesan por ellos mismos.

Además, dijo que en el momento en el que consigan un cambio en Cuba probablemente les perdonen este tipo de actitudes, pero por el momento hay que denunciarlos y ejercer mucha presión sobre ellos.

El cantante cubano dijo que esos artistas que aseguran no ser comunistas, pero que de igual forma no hablan de política o le siguen el juego al gobierno cubano son los peores, porque no creen en nada y solo pueden ser ignorantes o descarados.

A continuación, reproducimos íntegramente las palabras de Manolín:

- Publicidad -

¿Hasta cuándo y hasta dónde la inconsecuencia y el descaro de algunos cubanos?.

Yo, puede que no esté de acuerdo con exactamente todo lo que dice Otaola, pero, estoy de su parte.

El gran problema de Cuba es que hay demasiado traidores a la causa, demasiado doble caras y es urgente descartarlos y decirles: oye, que bola contigo. Como dijo el gran Martin Luther King: “el problema no son los malos, el problema son los buenos que callan y no denuncian a los malos”. Cuando Cuba sea libre, los perdonaremos, claro que sí, pero ahora es momento de señalarlos y cuestionarlos.

Si en Cuba mi país, hubiera libertad y democracia, yo me dedicaría solo a hacer música, pero no es el caso. Yo soy martiano y Martí tampoco se permitiría el lujo de hacer lo que hacen Gente de Zona, Descemer y muchos otros, para eso hay que tener un grado de indolencia, indiferencia, ignorancia o descaro muy grande y aclaro, no sé cuál es el caso de ellos.

- Publicidad -

Por ejemplo: yo no pudiera llevarme con un Castro ni con nadie del gobierno para que me deje entrar y salir, tener casa y entrar carro y poder hacer lo que no pueden hacer los demás, primero muerto. De hecho, yo renuncie a todo eso. Siempre le diré la verdad a cualquiera de frente y sin miedo y siempre con los brazos abiertos por si rectifica darle la bienvenida.

He tenido mis desavenencias con el exilo y me imagino que en algunas cosas las seguiré teniendo, eso es parte de ser libre y sincero, pero apañar o ponerme en contubernio con el gobierno cubano y traicionar la causa de todos, eso nunca y mucho menos traicionarme a mí mismo.

Con qué moral vamos a pedirle a Estados Unidos que nos acoja en su territorio y nos ayude a liberar el nuestro, si estamos en connivencia con el gobierno cubano y nos prestamos para esas cosas.

Y me da gracia cuando dicen: “no soy comunista”. Bueno, entonces lo que haces es peor, porque si creyeras en esa ideología y fueras comunista y tienes el valor de asumirlo, pues qué le vamos a hacer. Pero, es que tampoco lo asumen y si no eres comunista te quedan dos opciones: ignorante o descarado.

El famoso intercambio cultural, si fuera de verdad sería positivo, pero ya han pasado los años y quedó demostrado que el único interés de los de allá es ir a Miami, ganar mucho dinero, decir que no hablan de política y cuando llegan a Cuba dicen, viva Fidel.

No hay ningún interés porque sea de parte y parte. Mientras creí en el intercambio, los apoyé, pero ya ninguno puede contar conmigo, pues no tienen el valor de alzar la voz por nosotros y el Amor y la amistad para que sean amor y amistad, han de ser recíprocos.

Por eso me pregunto: ¿hasta cuándo y hasta dónde la inconsecuencia y el descaro de algunos cubanos?.

Manolin.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »