Madres cubanas que ocuparon un local en La Habana Vieja: “Tenemos miedo”

Foto: Luis Vázquez-CubaNet
0 1.733

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Tres de las seis mujeres cubanas que fueron detenidas hace una semana por ocupar un local abandonado de manera pacífica en La Habana Vieja permanecen arrestadas, mientras que las otras tres que fueron liberadas por estar embarazadas, exigen que le den una solución a sus casos, informó CubaNet.

Las mujeres identificadas como Anyenis Trompeta, Yeni Cuevas, Tatiana Santana, Yenisleidys Santana, Yesica Conde y Airelys Peña, entraron a un edificio abandonado en la esquina de Tejadillo y San Ignacio, muy cerca de la Plaza de la Catedral, pues algunas están embarazadas o con niños pequeños y protestan por la mala situación de sus viviendas.

“Entramos aquí el jueves en la madrugada. Este local no nos interesa, pues sus condiciones son malas y estamos hasta con niños pequeños, pero si no lo hacemos de esta forma no nos prestan atención”, explicó Anyenis Trompeta.

El edificio era propiedad de la Oficina del Historiador de la Ciudad, pero en 2017 pasó a manos de la empresa Gaviota y según Anyenis Trompeta fue precisamente un miembro de esa compañía quien realizó la denuncia a la policía.

En ese lugar estuvieron viviendo durante una semana, pero la policía llegó hasta el edificio, las trasladó hasta la estación más cercana y hasta llegaron a amenazarlas con quitarles a sus hijos.

- Publicidad -

Foto: Luis Vázquez-CubaNet

- Publicidad -

“Una vez presas y durante las casi ocho horas que estuvimos en la estación de policía, nos amenazaron con quitarnos a los infantes y enviarlos a los centros llamados hijos de la Patria. Tras la liberación nos entregaron un papel que decía que la denuncia era debido al allanamiento de la propiedad estatal, y que estábamos pendiente a juicio, el cual no tiene fecha hasta el día de hoy. Por ahora, estamos de vuelta a las malas condiciones y hacinamiento de nuestras casas, y continuamos entregando cartas al Partido y al Poder Popular para denunciar la situación de las viviendas en que vivimos”, declaró Tatiana Santana, una de las mujeres que se encuentra embarazada.

Las muchachas dijeron que ellas no desean tener problemas con las autoridades y solamente quieren que les resuelvan sus problemas y que les concedan un lugar donde puedan criar a sus hijos. También contaron que los policías trataban de provocarlas para que se produjera algún altercado.

“También la policía nos ha agredido verbalmente y ha tratado de forzar las puertas. Los niños se ponen nerviosos y preguntan que por qué hacen eso. Si se trata de miedo, claro que tenemos, pero tenemos entendido que existen los derechos humanos y que a las mujeres en nuestro estado y con infantes no se les debe tocar. Nuestra familia nos apoya por la situación que tenemos, pero también teme que nos hagan algo. Nosotras no queremos problemas con la Revolución, el Gobierno o la Vivienda, solo pedimos que se solucionen nuestros casos, y hasta que eso no pase, vamos a parir donde tengamos que parir”, comentó Anyenis Trompeta.

Las mujeres limpiaron completamente el lugar donde se encontraban viviendo y aunque saben qué no van a poder continuar ahí, piden que no las maltraten y que de una vez las atiendan.

Con información de CubaNet

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »