Los cayos de Ana María

Foto: Robin Thom
0 252

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Para muchos turistas nacionales y extranjeros, aunque reconozcan o hayan escuchado sobre el atractivo del lugar, este nombre no les resulta muy común: Área Protegida Refugio de Fauna Cayos de Ana María.

Así se le conoce a esta región, ubicada en el golfo de igual nombre, al sur de la central provincia de Ciego de Ávila, cuna de numerosas especies y puente que enlaza la tierra firme con el archipiélago Jardines de la Reina. La única forma de acceder es por el mar.

La enciclopedia cubana Ecured cita que aquí se reúnen numerosas especies, entre ellas medicinales 29, potencialmente medicinales 2, maderables 23, melíferas y/o poliníferas 32, alimentación humana y/o animal 22, uso industrial y/o artesanal 25, ornamentales 25 y para otros usos 11 especies.

Su condición de Refugio de Fauna obedece a la presencia de la jutía conguina (Mesocrapromys pilorides angelcabrerai), que se encuentra en peligro de extinción y cuya población no supera los 400 individuos.

- Publicidad -

Aunque en este sitio predominan los relieves llanos muy bajos y las zonas pantanosas siempre inundadas, que ocupan más del 80% de la totalidad de los islotes, los cayos de Ana María atraen al visitante por su preservación del manatí, el cocodrilo americano, las tortugas, los manglares y las plantas marinas.

Además de la jutía en peligro de extinción, hay otros animales que también están amenazados. Son ellos el camarón rosado y blanco, el cangrejo moro y la jaiba azul.

Si bien no sobresale como un destino turístico como otros, salvo por su interés medioambiental, este corredor biológico potencial es un signo de cuidado y preocupación de la fauna, por lo que es menester cuidar y difundir a los visitantes sus valores.

Así que ya sabes, si visitas Júcaro, un poblado sureño del municipio de Venezuela, en Ciego de Ávila, encontrarás este rincón privilegiado de la naturaleza con una superficie de 19 100 hectáreas y es la casa de muchísimas especies como la iguana, el zunzún y el bobito chico, que le dan al sitio un distintivo especial.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »