Los amuletos de la suerte del cubano

Shutterstock.com
0 1.235

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Como en casi todas las culturas, las personas buscan protección espiritual para ellos y sus allegados. Claro, lo hacen de diferente forma dependiendo de la región del planeta a la que pertenezcan, pero de alguna manera lo manifiestan.

Cuba también tiene los suyos, resguardos o talismanes que según el imaginario popular pueden amparar al individuo de malas energías o augurios.

Nuestra revista reseña algunos de estos objetos casi mágicos que forman parte fundamental de las creencias y supersticiones cubanas.

La herradura

Forradas de tiras rojas o no, este elemento pertenece a la decoración interior de muchos hogares en la Isla. Se dice que colocarlas detrás de la puerta de entrada a la casa y con las puntas hacia abajo, atrae la prosperidad y la buena fortuna para los que la habitan (deben ser herraduras usadas, para conservar el poder). Muchos criollos llevan en anillos, pulseras o cadenas pequeñas reproducciones del objeto.

Cinta roja

Según los ancestros, una tirita roja amarrada a un miembro del cuerpo o a la ropa, protege de las malas vistas y las energías negativas. Yo por si acaso llevo una.

Ojitos de Andalucía y el azabache

- Publicidad -

Se utiliza comúnmente para evitar el mal de ojo en niños pequeños y recién nacidos. También es usado por las mujeres hermosas como resguardo. La creencia popular dice, que si el azabache se parte o desarma sin causa aparente, significa que alguien trató de hacer mal de ojos a quien lo porta, y el amuleto cumplió su función absorbiendo las energías malignas.

Guano bendito

Debe situarse en cruz detrás de la puerta de la vivienda para alejar a los enemigos y los padecimientos de salud.

El elefante

Aunque nada tiene que ver con la fauna de la tierra cubana, para la entrada de dinero, los cubanos ponen una estatuilla de este animal en la sala de espaldas a la puerta.

La cruz de cascarilla

Normalmente los isleños utilizan este polvito blanco para protección personal. El ritual se hace a través de baños y poner cruces en partes del cuerpo al salir de la casa, o en un viaje fuera de Cuba.

Estos son solo algunos de esos objetos del imaginario cubano que brindan al individuo el resguardo de influencias negativas como la envidia, y la mala suerte. También atraen beneficios como la salud, prosperidad, y amor. Son producto de nuestras costumbres y tradiciones, por eso todos cubano posee alguna, “por si acaso”.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »