Los almendrones de La Habana no quieren saber de Museo

possohh / Shutterstock.com
0 65

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

¿Y dónde están las ruedas más viejas de Cuba?

En el Museo del Automóvil de La Habana… ahí descansan en paz.

Pero dicen que si les dan mantenimiento y les ponen suficiente aceite van a rodar hasta donde le alcance el impulso.

Del Museo andan escapados unos cuantos miles de almendrones que ya era hora de que estuvieran descansando. Ruedan por La Habana y las demás ciudades haciendo lo que le diga la gente y cuando les hablan de retirarse aceleran y siguen la ruta.

GTS Productions / Shutterstock.com

El Museo del Automóvil es como una máquina del tiempo que te lleva hacia el pasado a la velocidad de la mente.

Esta hermosa sede patrimonial tiene carácter histórico y posee dos salas expositivas que comparten más de 40 autos. Almendrones célebres se quedaron ahí quietos desde hace décadas.

Asombra en el museo el Cadillac V16 de 1930; la gente se queda con la boca abierta y los ojos grandes admirando el Ford T 1918, clásico del automovilismo universal. Un detalle… ninguno de los 2 llega hasta Boyeros porque como dice el canto “ya su carnaval pasó”

Oficina del Historiador

Hay en el Museo de Automovilismo de La Habana un Baby Lincoln de 1930 que es un primor, una rareza que todos admiran. La envidia de los Ladas es El FIAT de 1930 propiedad de Flor Loynaz que parece acabado de comprar.

La exhibición del Museo del automóvil de La Habana no se queda en dos o tres carros antiguos. Se muestra desde los primeros coches tirados por caballos hasta una colección de tractores y motores de vapor.

- Publicidad -

Hay que reconocerlo… no hay gente que no se asombre viendo los coches del pasado siglo, así como los carros de los antiguos cuerpos de bomberos.

Por Cuba ruedan miles de carros viejísimos que no se dan por vencidos. En el Museo hay 30 automóviles de paseo, 2 camiones rígidos, una carroza fúnebre y un vehículo especial.

Hay también 7 motos, un semáforo muy raro y 3 bombas de combustible… una maravilla que se disfruta como si en verdad se tratara de la máquina del tiempo.

Datos muy curiosos… el vehículo más antiguo de la colección data de 1905 y el más moderno de 1989.

Los autos son en su mayoría de construcción norteamericana, aunque también se pueden ver ejemplares fabricados en Italia, España, Alemania y el Reino Unido.

Este es una sede que con el paso de las décadas aumenta su patrimonio. Si mañana todos los almendrones que ruedan en Cuba se retiran van a tener que hacer 10 museos como este para que puedan caber.

Con el paso de las décadas se hará más impresionante la colección de lo que hoy son autos modernísimos.

El Museo del Automóvil de La Habana asombra por sus joyas sobre ruedas. Dicen que pareciera que el tiempo se ha detenido en este camposanto de autos a donde no quieren llegar ni los ladas, ni los moscovish, ni los almendrones que prefiere Arnaldo y su Talismán.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »