Los abuelos en Cuba se revelan

Stefano Ember / Shutterstock.com
0 42

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Así como en el título, los cubanos de más edad no constituyen el eslabón débil de la cadena familiar. Se niegan a quedar confinados a un sillón en la sala de la casa.

Muchos tienden a pensar que luego de la jubilación la tarea fundamental de los que han vivido más es el cuidado de lo nietos, comprar el periódico y traer los mandados de la bodega. Pero nada de eso, los ancianos de la Mayor de la las Antillas quieren vivir al máximo sus últimos años.

Inician el día en el círculo de abuelos. Una reunión en la comunidad, donde un profesor de cultura física, les enseña a ejercitar el cuerpo de acuerdo a la edad, y a incorporar estilos de vida saludables. A esto se suman viajes de entretenimiento a campismos y sitios históricos, además de la emulación con otros círculos.

DayOwl / Shutterstock.com

El club de los 120 años constituye otra opción para agrupar a quienes aspiran a llegar a edades centenarias. Allí les orientan con el fin de lograr ese objetivo, e incluso participan en proyectos de universitarios de superación profesional y personal. Nada, que siempre hay tiempo para mejorar, el cubano lo sabe.

- Publicidad -

Y para los longevos con más vitalidad la “discotemba” y los clubes de danzón resultan la opción ideal. De ahí que muchos prefieran irse de festejos a lugares donde encuentran la música de los viejos tiempos y compañía de edad similar. ¿Cuántas parejas longevas no han surgido de este tipo de reuniones?

duchy / Shutterstock.com

Lo cierto es que nuestros abuelos no ven en la edad una limitante, sino el camino a nuevas posibilidades de vivir. Dinamismo no le falta. Representan el reflejo de los jóvenes que fueron alguna vez, y el ejemplo e inspiración de lo que algún día queremos ser.

Video Relacionado:

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »