Los 5 juegos más típicos de los niños en Cuba

Pinkcandy / Shutterstock.com
0 1.734

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Los niños en Cuba son distintos a los del resto del mundo. Mientras en cualquier país puedes ver a un pequeño con un celular en la mano para entretenerse y pasar el rato, en la isla los encuentras jugando con los más tradicionales métodos de felicidad.

Y no es que no quieran tener un celular o un PlayStation, no, lo que sucede es que para la mayoría de los padres se les hace más sencillo ponerle a su alcance juegos como estos que ahora les menciono que además de ser más sanos son más baratos:

Trompo

Este lo puedes encontrar con facilidad en cualquier puestecito de algún artesano que trabaje con madera o en los catres de las fiestas populares. Las competencias que se crean alrededor de este juego muy divertidas y sacan a los infantes la cubanía que llevan consigo.

Foto: Jennys Diaz

- Publicidad -

Bolas

De diferentes colores y diseños, estas se convirtieron en parte indispensable de la vida de un niño cubano. Aunque no se requieren de muchas condiciones para ejecutarlo, los exigentes practicantes buscan terrenos que sean lo más llanos posibles para jugar con todas las de la ley.

Chivichana

- Publicidad -

Esta es más común en la zona oriental de Cuba, específicamente en la ciudad guantanamera de Baracoa, donde la utilizan no solo para el disfrute infantil, sino como medio de transporte en las empinadas montañas de esa región. Unos pedazos de madera, unas cajas de bolas y otros pequeños detallitos para adornar es todo lo que necesitas si deseas construir una chivichana cubana.

Foto: cubarte.cult.cu

Papalote

Este es un apartado especial en la diversión, todo con este juego es maravilloso. Desde recolectar los materiales hasta conformarlo se convierte en un momento de goce familiar y de intercambio. Generalmente algún miembro del hogar ayuda a los más pequeños a hacer su papalote y ahí juega también la creatividad. Los resultados son, mayoritariamente, hermosas obras de arte salidas de las manos más inocentes y de las experimentadas.

Martina Badini / Shutterstock.com

Tirapiedras

Puede considerarse el preferido por los más traviesos de la casa. Salir a cazar o simplemente a dispararle a lo primero que aparezca en el camino es la finalidad de este juego muy cubano. Sin embargo no deja de ser peligro en los casos en que se use para malos propósitos.

Definitivamente no son los más sofisticados del mundo, pero tal vez si sean los más originales y divertidos. De eso no me cabe la menor duda y a los peques cubanos tampoco. La satisfacción de verlos corretear libremente es más grande que cualquier riqueza material. Ahí está el valor de estos juegos.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »