Las conmovedoras palabras de esta cubana sobre su travesía para llegar a Estados Unidos

Foto: Yady Esperanza
0 1.144

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Hace algunos días circula por internet un conmovedor texto en el que se cuenta todas las dificultades que deben enfrentar los cubanos que recorren varios países de Sudamérica y Centroamérica para llegar a Estados Unidos y comenzar una nueva vida.

Foto: Yady Esperanza

Se trata de un texto muy poético escrito por la cubana Yady Esperanza, en el que relata los problemas que se deben enfrentar en cada país y lo dura que resulta llevar a cabo esta travesía en la que muchos han perdido la vida.

Foto: Yady Esperanza

El viaje de Yady comenzó en Guyana, lugar que utilizan la mayoría de los cubanos para salir de la isla porque no exige visado y de ahí atraviesan por varias naciones como Brasil, Bolivia, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, entre otros.

- Publicidad -

Foto: Yady Esperanza

En algunos se pasa más necesidades que otros, pero en casi todos los lugares los migrantes cubanos son extorsionados por las autoridades o tienen que recorrer caminos muy difíciles de superar.

Foto: Yady Esperanza

- Publicidad -

“Me quedé dormida temprano y en mi sueño conocí a mi prima Guyana, viví en casa de Brasil, Bolivia y de Chile. Perú me dejó pasar (claro quitándome el dinero), Ecuador me brindó comida. Colombia y Panamá casi me matan. Las demás amistades me dejaron correrme un poco hacia la otra esquina de la cama muy rápido”, dice parte del texto.

Foto: Yady Esperanza

Sin embargo, la peor parte es cuando llegan a México porque muchos pensaban que su viaje estaba a punto de terminar y se encontraron con detenciones, deportaciones y maltratos en la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula.

Foto: Yady Esperanza

Pero en el final del texto se promete que los cubanos no se van a rendir, que continuarán luchando por sus sueños y sobre todo que no olvidarán todo lo que han tenido que vivir en la travesía.

A continuación, reproducimos íntegramente el texto: 

Me quedé dormida temprano y en mi sueño conocí a mi prima Guyana, viví en casa de Brasil, Bolivia y de Chile. Perú me dejó pasar (claro quitándome el dinero), Ecuador me brindó comida. Colombia y Panamá casi me matan. Las demás amistades me dejaron correrme un poco hacia la otra esquina de la cama muy rápido. Pensé que estaba acabando el sueño; quería llegar a casa de mi hermano México. Pero fue cuando me di cuenta que era adoptada (me hice pipi en la cama), qué miedo, estaba sola. México nunca fue mi hermano, todo fue una gran hipocresía ahora me sentía sola. Con un hermano falso, extorsionador, abusador y que pena porque yo lo quería y todavía lo quiero. Pero descubrí que tenía una enfermedad que se llama Tapachula y Siglo XXI. No es un cáncer. Es gangrena, avanza por sus medios de comunicaciones e inventa mentiras sobre mí. Soy una niña indefensa, me llamo Cuba. Y tengo miedo. Los Maras, y los traficantes del norte de México saben que voy a crecer y voy a regresar con una medicina que se llama dólares. A ver si se acaba esta enfermedad. No sé cómo ni donde voy a despertar. La verdad es que no me importa. Lo que sí sé es que a donde quiera que vaya te voy a recordar Tapachula y a tu enfermedad Siglo XXI. El cubano no olvida jamás. Dalo por hecho.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »