Las 7 peores cosas que le pueden pasar a un cubano

rmnoa357 / Shutterstock.com
0 60

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Para el cubano nunca hay cosas tan malas como para doblegar nuestro espíritu. Como solemos decir nos doblamos, pero nunca nos partimos. Obviamente como a todo el mundo nos suceden desgracias y eventos desafortunados, lo importante es como reaccionamos ante ellos y resolvemos en el instante.

Aún con esta filosofía de vida, existen pequeñas cosas que constituyen verdaderas tragedias para los oriundos de la Mayor de Las Antillas. Te amo Cuba les deja algunos ejemplos.

Que no haya pan y café en el desayuno:

Podemos tener las mejores comidas al iniciar la mañana. Frutas, pastel, jugos, huevos, leche, pero sin estos dos elementos el desayuno ya no es lo mismo. Aunque no lo vayamos a comer, tenemos que verlo en el menú (la mayoría, como siempre hay excepciones).

Camillo Cinelli / Shutterstock.com

No saber dónde queda el estadio de béisbol de tu ciudad o provincia:

Precisamente por ser el deporte nacional es imperdonable desconocer donde juega el equipo de tu región geográfica. Además como los estadios también sirven de escenario para espectáculos culturales, no saber dónde están ubicados puede significar una tragedia.

MacRod / Shutterstock.com

Que falten la carne de cerdo y el congrí un 31 de diciembre:

Amén de las tradiciones culinarias por estas fechas en los demás países del mundo, si en fin de año no hay carne de cerdo asado, congrí, y yuca con mojo, la celebración en Cuba pierde la gracia por completo. Reunimos todo el año para que los ingredientes principales aparezcan.

merc67 / Shutterstock.com

Que la cerveza no esté fría:

- Publicidad -

Con el calor que hay en Cuba la cerveza no puede beberse si no está helada y se necesita todo el tiempo. A temperatura ambiente sería caliente y ese caldo no hay quien se lo tome.

Que nos digan incultos y vagos:

Con esas dos palabritas ya tienes para ganarte un enemigo. Después de años de estudios universitarios y romperse el lomo luchando por el sustento personal y familiar, es una tragedia que alguien piense en nosotros como personas vagas y de baja educación.

cultura del estudio en Cuba
Marco Crupi / Shutterstock.com

Que no haya música movida en una fiesta:

Una fiesta sin salsa, reggaetón y cualquier otro ritmo que lleve movimiento de cintura, ya no es fiesta. La música suave para relajar de vez en cuando, pero cuando se dice fiesta es a bailar la noche entera.

Soy cubano
Nadezda Murmakova / Shutterstock.com

Que llueva el sábado por la noche:

Una verdadera tragedia, que luego de “emperifollarte” (arreglarte en cubano) para el concierto al aire libre de los Van Van comience a llover. Nos cae una especie de desesperación y abundan los rezos a San Pedro para que cese la lluvia. Aunque no nos impide nada ya cambia el sentido.

shutterstock.com

Pues seguramente hay cosas peores con las que lidiamos mucho mejor, pero estos pequeños detalles devienen desdichas declaradas para los cubanos.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »