Investigadores culpan a ingenieros del colapso del puente de FIU

0 172

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Investigadores federales de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) culparon a los ingenieros que estaban a cargo de la construcción del puente de la Universidad Internacional de Florida (FIU) por el colapso de la estructura que causó la muerte a seis personas, informó El Nuevo Herald.

La OSHA presentó un extenso informe de 115 páginas en el que detallan todos los errores cometidos por el personal de la firma FIGG Bridge Engineers, con sede en Tallahassee, así como los fallos de los ingenieros de las compañías Louis Berger y Bolton Perez and Associates, que estaban a cargo de supervisar monitorear la construcción e instalación del puente.

Por su parte en el informe también se culpa al contratista del puente, Munilla Construction Management (MCM) por no ejecutar una nueva observación cuando los ingenieros de FIGG decidieron no tomar hacer caso a las grietas que se presentaron en la edificación el 15 de marzo del 2018, poco antes del colapso.

Según los inspectores que llevaron a cabo la investigación, en el momento que se detectaron las grietas el puente debió cerrarse de inmediato para apuntalarlo y que también debieron desviar el tráfico hacia otra zona para que en caso de derrumbe nadie resultara afectado.

El principal señalamiento del informe es que las grietas se agrandaban todos los días, pero FIGG no prestó la suficiente atención a este asunto a pesar que recibieron gran cantidad de correos electrónicos y mensajes de texto pidiendo una evaluación sobre el tamaño de las fallas.

- Publicidad -

Kevin Hanson, supervisor de una cuadrilla encargada de ajustar elementos de apoyo del puente después de la instalación, envió un mensaje de texto reportando numerosas grietas y hasta le mandó una foto a su jefe en VSL, pero no recibió respuestas.

“Algunas de las grietas ahora son más grandes y provocan preocupación. Es necesario que usted preste atención inmediata a esto y le dé una respuesta”, escribió Rodrigo Isaza, gerente senior de proyecto de MCM a los ingenieros de FIGG.

El pasado 22 de mayo un juez federal de bancarrotas en Miami ordenó a los aseguradores de MCM realizar un pago de 42 millones de dólares a las víctimas y a los familiares de las personas que perdieron la vida.

Además, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte está llevando a cabo una investigación aparte, por lo que la compensación de las víctimas podría aumentar cuando hagan públicos sus resultados.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »