Humor cubano en femenino: cinco figuras imprescindibles

0 242

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Los personajes femeninos en el humor cubano casi siempre llegan desde hombres que trastocan su identidad para hacer reír con una vestimenta estrafalaria y el timbre particular de una voz que imita la entonación de las mujeres. Margot, Flor de Anís, Maricusa, La Pía y Mariconchi, son algunas de aquellas representaciones que han divertido a la familia cubana.

Sin embargo, también existen mujeres muy talentosas que se han insertado en el panorama humorístico de nuestro país por su ingenio y natural comicidad. Justo queremos reunir en estas líneas a algunas de esas figuras femeninas que magnifican el humorismo, y que en especial se han ganado un espacio relevante en nuestra cultura. Se trata de cinco figuras imprescindibles si hablamos del humor cubano en femenino.

Aurora Basnuevo: “¡Qué gente caballero, pero qué gente!”

Aurorita, como muchos le conocen, se ha ganado el respeto y cariño del público con su espectacular Estelvina del programa radial Alegrías de sobremesa, que en cada entrega nos regodeaba con su “qué vida más sana, qué aire más puro”. Siempre impregnaba con su picardía y particular forma de interpretar a cada personaje. Desde San Nicolás del Peladero se convirtió en una de las referencias femeninas del humor, de esas que te hacen exclamar: “¡qué gente caballero, pero qué gente!”

Carmen Ruiz: “Mi chino: ¡Teresita Prieto!”

Su peculiar forma de hablar –arrastrando la r− y la espontaneidad de este personaje de la cultura popular hicieron que Carmen Ruiz, quien había comenzado como bailarina, se posicionara entre las figuras emblemáticas del humor cubano. A sus presentaciones en el teatro Carlos Marx de la capital cubana, se suma la permanencia de su creación humorística en programas estelares de la televisión nacional como Sabadazo. Aquella que “se regaba como una manguera” o “encarnaba una trasmisión espiritual”, tenía la facultad para hacer reír en todos los espacios, sí “mi chino: ¡Teresita Prieto!”

Natalia Herrera: “Shangó con conocimiento y Yemayá en puya”

Iniciada formalmente en la Corte Suprema del Arte, Natalia Herrera, fue de esas artistas que incursionaba de forma natural en el humor. Esta talentosa cubana empleaba su comicidad no solo en las representaciones abiertamente humorísticas, sino que las extendía a buena parte de sus personajes. Ah, y no se me puede olvidar el talento que tenía para la comedia musical porque todavía le “puede dar Shangó con conocimiento y Yemayá en puya”.

- Publicidad -

Aleanys Jáuregui: “La cultura no tiene momento fijo”

Cuquita la Mora, fue de esos personajes humorísticos que llegaron para quedarse en la memoria del choteo cubano. Desde esta interpretación Aleanys Jáuregui fue configurando otros personajes que dan vida a la ocurrencia y locuacidad de la cubana en la cotidianidad. Y como “la cultura no tiene momento fijo”, siempre tenemos un momento para disfrutar de sus parodias y chistes que hacen de la realidad social una broma que vale la pena vivir.

Yasnai Ricardo: “Tuniño dime la 1”

Quien puede olvidar aquella frase del peculiar examen de los angelitos, cuando en su personaje Yasnai Ricardo solicitaba la respuesta al compañero de aula. Integrante del grupo Komotú, esta humorista cubana sobresale por su tono de voz, su carisma y su habilidad para pasar del sarcasmo a la ironía con un histrionismo envidiable para cualquier dramatizado.

Estas consagradas humoristas han puesto su sello, en un espacio donde prevalecen los integrantes masculinos, pero su ingenio las ha hecho brillar para defender la presencia femenina en la escena humorística de nuestro país. Más allá de cualquier presentación, estas féminas merecen el aplauso y la admiración del público que disfruta del humor cubano en femenino.

*Una colaboración de Barbara Sáez

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »