¡Hay que joderse!: 5 usos de esta frase popular

IvanGrabilin / Shutterstock.com
0 273

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Tan popular por estos tiempos gracias al presentador cubano Alex Otaola, quien la emplea habitualmente en sus trasmisiones, la frase hay que joderse ha redimensionado sus significados. A todas luces esta expresión que funciona como interjección ante algún suceso negativo, imprevisto o sorpresa, lleva décadas en el registro popular del idioma español.

Aquellos que no la soñaron en los medios de comunicación la vieron ahí en la entrega 23 del diccionario de la Real Academia de la Lengua en 2014, y ahí sí hubo que joderse pues ya estaba inmortalizada la frase. En refranes, voces coloquiales y hasta en el círculo político más cerrado es prácticamente una muletilla, así que tuvieron que aceptarla.

Como reza el viejo proverbio español, hay que joderse para no caerse, así de seguro se sintieron los miembros de la prestigiosa institución cuando tuvieron que agregarla junto a los significados del verbo joder, tan despreciado entre lingüistas y académicos. ¡Ah! pero bien que la dicen por ahí entre amigos, como parte de un enfado o una broma.

Pero dejemos la jodedera y vayamos al grano: ¿cuál es el origen de la frase y cuáles son sus usos más importantes? Como ya hemos dicho, su origen se remonta a España y procede de la voz vulgar joder, claro que en América Latina tuvo y tiene nuevos usos y significados sobre los que llamamos la atención:

Sinónimo de fastidio o molestia

En España siempre se asocia con fastidio o molestia, “subieron el precio del combustible ¡hay que joderse!” Se trata de una expresión que da cuenta de un alto nivel de molestia entre la población, de ahí quizás su uso en los más variados titulares de medios de prensa. Este mismo uso se le otorga en países como Uruguay, Colombia y otros de la región como expresión clara de disgusto o malestar social.

Expresión de sorpresa

Aprobé Matemáticas, ¡hay que joderse!, se puede escuchar como la primera frase de un estudiante que está prácticamente helado, petrificado y ha recobrado el habla después de conocer su nota de aprobado cuando estaba prácticamente convencido de lo contrario. Sí, a pesar de que los españoles defiendan su sola alusión a lo negativo, muchos hispanohablantes la emplean para referir sorpresa y su uso se ha legitimado en el habla popular.

Enfado

- Publicidad -

En este caso, de verdad ¡hay que joderse!, pues ya los ánimos se han exaltado demasiado y el interlocutor pasa de la interjección al insulto. Es muy común entre grupos marginales y como manifestación callejera de punto y aparte, ahora pasamos a otro nivel que puede empezar con la violencia verbal y no se sabe como pueda terminar; por eso mejor no joder tanto.

Refrán popular

Quizás sea este uso el que haya incidido en que la frase trascienda hasta nuestros días. Como el ya mencionado, Hay que joderse, para no caerse, está el viejo dicho Hay que joderse, y apretar el culo ‘pa’ no peerse, mucho más vulgar pero igual de empleado. Incluso hay un espacio para los devotos desde el San joderse cayó en jueves, para hablar de ciertas desgracias.

Resignación

Si ya no hay otra posibilidad, ¡hay que joderse!; este es un sentido que expresa resignación ante eventos políticos, climatológicos, sociales, económicos y toda índole. Es un uso bien utilizado cuando las situaciones nos sobrepasan y la solución está fuera de nuestro alcance.

También hay que apuntar, que muchos de los que siguen al cubano Alex Otaola, en su Hola Otaola, la emplean en sus comentarios como una alusión a lo identitario de su programa y carisma.

Sin dudas una buena reapropiación de la frase que ya lleva tiempo en nuestro español, así que no queda otra: ¡hay que joderse!, estos han sido cinco usos de esta frase popular. ¿Cómo la emplearías tú?

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »