Extrañar el calor sentimental de Cuba

amnat30 / Shutterstock.com
0 177

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Extraño el calor de Cuba, pero no precisamente el climático, el que vuelve loco a todos en mi isla bella. El que extraño es ese calor humano, único e incomparable de las personas de mi tierra.

Ese calor sentimental de Cuba que nos hace gente cariñosa, carismática, pegajosa, a pesar de gritones, escandalosos y egocéntricos.

Se me ocurre que, aunque podamos parecer bruscos en un principio, porque no hablamos bajito o nos olvidamos de dar los buenos días o las gracias, en realidad somos cálidos como el Caribe que llevamos en la sangre.

Aquí les dejo algunas de las cosas que yo extraño de la calidez humana del cubano.

Besos y abrazos al por mayor

El cubano besa y abraza con libertad y abundancia. Son pocos los momentos que no nos saludamos a besos, por ejemplo, empleamos un apretón de manos para casos formales o un frío movimiento de cabeza, cuando no hay mucha confianza o nos cae mal alguien. Para qué hablar de besos y abrazos cuando amamos, simplemente mostramos nuestros sentimientos de forma muy abierta.

Emily Marie Wilson / Shutterstock.com

La empatía

En Cuba la gente, aunque no pueda solucionarte muchos de tus problemas siempre te escucha con atención toda “la trova (conversación)”. Además, se preocupa por darle seguimiento a tu contrariedad, siempre preguntando después si ya resolviste.

Lesinka372 / Shutterstock.com

- Publicidad -

La caballerosidad

Si algo me hace sentirme orgullosa de mi país es saber que, aunque tengamos muchos problemas no hemos perdido ese valor, porque ahora sé que no es así en todas partes. En Cuba los hombres se levantan a dar los asientos en los buses a personas mayores y embarazadas. Y si no, los levantan el resto de las personas que simplemente no dejan pasar desapercibidas estas situaciones.

referirse al mal olor en Cuba
Nikola Bilic / Shutterstock.com

Los piropos:

Reconozco que extraño esa práctica tan cubana, obvio no las groserías que también abundan en las calles, pero sí las cosas lindas y originales que te pueden decir. No hay nada que te levante más la autoestima y el ánimo que un piropo inesperado, algo así como: “Si cocinas como caminas me como hasta la raspa.

shutterstock.com

Sobre todo, se extraña esa sensación de amistad que brindan incondicionalmente todos los cubanos.

Video relacionado:

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »