Especialistas cubanos logran salvar a un niño que se tragó un tornillo

0 1.726

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Los especialistas del Hospital Pediátrico Eliseo Noel Camaño de Matanzas consiguieron salvar a Chenoa Mederos Torres, una niña de solo 23 meses que llegó a esta institución en estado grave.

El doctor José Hernández, contó que la menor llegó al hospital el pasado 22 de enero procedente de la provincia Mayabeque que presentaba un quiste broncógeno, que es un tipo de tumor benigno congénito que impedía que su pulmón izquierdo recibiera aire.

Hernández relató que el lugar donde se encontraba el tumor hacía que la operación fuera de alto riesgo y tuvieron que intervenir intensivistas, cirujanos, gastroenterólogos, radiólogos del Hospital Pediátrico Eliseo Noel Camaño y especialistas del Hospital William Soler de La Habana.

Cuando por fin se pusieron de acuerdo sobre los detalles de la operación, llevaron a la pequeña Chenoa al salón, la intubaron, la sedaron y comenzaron el peligroso procedimiento destinado a salvarle la vida.

- Publicidad -

Día tenso en nuestro hospital. Familiares y equipo de atención esperando el momento del inicio de la intervención…

Posted by Jose Hernandez on Wednesday, January 22, 2020

Una vez que terminaron la operación, los médicos salieron a comunicar el resultado a los padres y se encontraron con que en la sala de espera había gran cantidad de personas que estaban pendientes del estado de salud de Chenoa.

- Publicidad -

Cuando se enteraron de que el resultado había sido positivo y que la niña iba a estar bien, todos comenzaron a saltar de alegría, a abrazarse y a darle las gracias a los médicos que atendieron a Chenoa.

“Al salir a dar la noticia con el cirujano principal y jefe de servicio, el profeso Abel Santana, nos recibe una multitud que nos miraba expectante con angustia, les gritamos: todo un éxito y ellos aplaudían, gritaban, reían, lloraban. Agradecimiento inmenso por parar la pesadilla que desde hace 4 días vivía esta familia cubana y su equipo de atención. Gracias dadas a nuestro colectivo, gracias al universo y gracias a un sistema de salud que aún en los momentos más difíciles lo pone todo en función de salvar vidas”, relató Hernández.

Pero esta no fue la única hazaña del personal del Hospital Pediátrico Eliseo Noel Camaño de Matanzas, pues un día después llegó a la institución un niño de un año que se había tragado un tornillo tirafondo de una pulgada que se alojó en un bronquio.

Los accidentes pueden acabar con la vida de los niños y niñas. Nuevamente reinó la tensión en nuestro hospital. un niño…

Posted by Jose Hernandez on Thursday, January 23, 2020

“Los accidentes pueden acabar con la vida de los niños y niñas. Nuevamente reinó la tensión en nuestro hospital. Un niño de 1 año llega con un tornillo tirafondo de 1 pulgada en un bronquio, lo mantuvimos en ventilación mecánica y hoy nuestro equipo de ORL con el apoyo del personal de intensiva, cirugía y Neumología del Faustino logró extraer en la sala de Terapia Intensiva este cuerpo extraño. Reflexionemos ante este caso, protejamos los niños y su vida, su curiosidad favorece la ocurrencia de accidentes en el hogar, cuidemos su entorno”, escribió José Hernández.

Luego de que ubicaron el lugar exacto de su organismo donde se encontraba, lo llevaron a terapia intensiva y entre varios especialistas consiguieron extraérselo durante una compleja operación que tardó algunas horas.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »