¿En que se parecen los cubanos al Mar Caribe?

Shutterstock.com
0 109

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

El mar Caribe es un mar abierto tropical, situado al este de América Central y al norte de América del Sur. La extensión de aguas cubre la superficie de la placa del Caribe. También es llamado “mar de las Antillas”, por estar ubicado al sur y al oeste del arco antillano. Justo en estas aguas, viven los cubanos.

Lo digo y lo repito porque sé que es pura verdad: somos idénticos al mar Caribe, y eso no es casualidad, ni mucho menos cuento de caminos… desde Te amo Cuba convencemos bien.

La temperatura de la piel y las aguas.

¿Quién niega que el cubano es caliente en todos los sentidos?. Desde el juego de domino, la bronca del día a día, el debate de pelota, el “bailoteo”, hasta las pasiones que no tienen freno, nada más parecido al calor cubano que la propia calidez de las aguas caribeñas.

El calor del cubano
Shutterstock.com

Los enredos de la vida cual huracanes mortales.

Llegó el ciclón y lo puso todo patas arriba… eso es común escucharlo. Pero también es común comparar al cubano a ese mismo fenómeno, porque llegan y lo ponen todo al revés. La mínima discusión se va poniendo feroz… un gritó, un “manotazo”, y el enredo cubano, que no lo entiende nadie, llega a categoría 5.

día cubano
BobNoah / Shutterstock.com

Los cubanos son azules, el Caribe también.

Eso de darle significado a los colores es perfecto para lo que estamos demostrando. El azul, es color de amistad, de solidaridad, es para simbolizar la relación del hombre con el entorno. ¡Todo dicho!. Ese mar de las Antillas, es del mismo azul de los cubanos que abren sus brazos para recibir al visitante, para entablar con abrazos y alardes la mejor amistad.

- Publicidad -

La sal que distingue.

Tengamos en cuenta algo: Una cosa es estar salao, y otra muy diferente ser un salao. Por supuesto, las aguas del Caribe tienen, a mucho honra, su propia sal. En tanto los cubanos se permiten tener, con mucho orgullo, la sal que los hace el mejor bocado del mundo, y no lo digo con doble sentido.

El canto de los mil vientos sobre las aguas y en la voz.

Hay que sentarse a orillas de un rio, en la playa o en la cima de una montaña para disfrutar de los vientos del Caribe. Si lo haces, te vas a dar cuenta que son diferentes e intensos. Así mismo son los acentos cubanos, desde occidente hasta oriente. Cantados, de tono bajo, en jerga urbana, en ráfaga campesina, el hablar del cubano nos asegura que los vientos del Caribe, son los acentos de ese mar abierto.

Frank Lahera

Baile de olas y cuerpos.

Más bailadores que los cubanos y más rítmicas que las olas del Caribe, no lo hay en todo el mundo. Gente y mar, que es decir lo mismo, te regalan en bailes, danzas o incluso en ballet, una certeza: hay mucho de armonía en las aguas del Caribe que les gusta imitar a los cubanos, o viceversa.

zapateo cubano
Arsgera / Shutterstock.com

¿Se parecen o no?… y para ver las semejanzas, nada mejor que un cubano mirándose al espejo de las aguas del Caribe.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »