En Cuba se dice Guagua ¿Y en el tuyo?

TRAN THI HAI YEN / Shutterstock.com
2 828

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Cuando hablamos de medio de transporte público, existen diferentes formas de llamarlas dependiendo del país. En Cuba se les dice Guagua.

Este medio por lo habitual tiene rutas fijas y ayudan a la movilidad de personas dentro de una Ciudad, Provincia o Estado.

En Argentina se le dice “Colectivo

En Colombia se le dice “Bus

En Chile se le dice “Micro

En Cuba se le dice “Guagua

En Ecuador se le dice “Bus

En México se le dice “Camión

En Perú se le dice “Ómnibus

- Publicidad -

En Puerto Rico se le dice “Guagua

En República Dominicana se le dice “Guagua

En Venezuela se le dice “Autobús

Para los no nacidos en Cuba, escuchar la frase “voy a coger una guagua” puede resultar en el mejor de los casos rara, y en el peor una muestra inequívoca de pedofilia o alguna de las aberraciones más detestables. Pero para nosotros no es más que tomar el bus, el ómnibus o cualquiera de las denominaciones del transporte público en todos los países del mundo.

Uno de los motivos del origen del término podría atribuírsele a la marca de los primeros ómnibus que prestaron servicio en las calles cubanas. Estos pertenecían a la compañía Wa Wa & Co. Inc (Washintong Walton and Comnpany Incorporated), cuyo logo llevaban estampados a un costado, y que los cubanos transformaron y asociaron al sonido guagua relacionado directamente con los vehículos.

Es una palabra de origen cubano reconocido, adoptada por los españoles en la Isla y más tarde por buena parte de Centroamérica y el Caribe. Pero la experiencia en cada país es distinta.

En la Mayor de las Antillas abordar unos de estos medios de transporte forma parte de la vida diaria, y resulta poco menos que una odisea. Entre el tumulto de gente y los gritos de todo tipo, ya no sabes si te subiste o te subieron. Calor intenso, mezcla de olores y hasta de sabores inundan un sitio abarrotado y veces con una sola puerta. La situación va de lo sublime a lo ridículo, traspasa las fronteras del espacio personal hacia lo colectivo.

Encuentras todo tipo de personas y situaciones, desde el aprovechado que “repella” cuerpos sudorosos como el mejor de los albañiles, o el panadero que amasa sin permiso la mezcla de harina y levadura. Gente vociferando “¡CHOFEEE PARADAAA!”. Y cuando logras salir del tránsito atribulado te das cuenta que perdiste un arete o un botón de la blusa, que alguien te manchó con refresco, que ya tu peinado no es el mismo, ni el maquillaje tampoco.

Pero a pesar de los contratiempos lo vuelve hacer cada mañana mezcla de necesidad y costumbre, y hasta te ríes de ello porque forma parte de tu vida. Por eso en nuestra tierra coger la guagua en ninguna forma puede cambiar su sentido. La guagua es el trasporte común del cubano de a pie, la confluencia de olores, sonidos y escenarios múltiples, la rutina de cada día a la ida y regreso del trabajo.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »