En Cuba cualquiera se santigua

DayOwl / Shutterstock.com
0 222

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

El cubano tiene una larga historia de rituales y ceremonias de santería. Algunos porque les gusta, otros por salud o simplemente para quitarse la “sal de encima” como diríamos en la tierra.

Con sinceridad, ¿cuántas veces no te bañaste con cascarilla y perfume o llevaste una ramita de vencedor y vence batalla para llevar la suerte contigo en un examen o momento importante de la vida? Seguramente lo hiciste alguna vez, porque al final de cuentas necesitamos llevar un extra para confiar más en que las cosas salgan bien, total, nunca está de más.

Ya se sabe también del sincretismo de la religión afrocubana y la católica, así que fácilmente puedes ver a alguien supuestamente católico que tiene su Elegua detrás de la puerta, se pasa un ratico por el bembé y de refilón se despoja y tira los huevos en las cuatro esquinas.

Y es que para el cubano la santería es algo natural. Puede que no la practiques pero alguito se sabe por ahí, prácticamente ningún antillano es ajeno a eso.

El que menos se ha tirado las cartas para saber el futuro, se ha hecho una limpieza o lleva una mano de Orula como resguardo. No hace falta hacerse santo, pero por lo menos “tener una ayudita de la deidades afrocubanas siempre es bueno”.

- Publicidad -

Salvador Aznar / Shutterstock.com

Ante cualquier problema y cuando la cosa se pone complicada y no aparece solución, enseguida el cubano jala por la santería. El babalawo se convierte en el salvador cuando tu mala suerte en cualquier ámbito de la vida no encuentra explicación científica.

Puede que hasta te gastes una millonada en trabajos, buscar animales para sacrificar, dinero para viajes a lugares santos y esas cosas, pero al final terminas satisfecho porque hiciste todo lo posible por cambiar la situación.

Por supuesto abundan las personas que toman las creencias muy en serio, y dan un giro positivo a su vida en base los principios que esta propone. Otras como es lógico se aprovechan.

Pero también tener fe ayuda, y sobre todo te mantiene positivo y atrae cosas buenas. Lo importante es quitarse la sal de encima como dijera el dúo Kola Loka, porque en Cuba “cualquiera se santigua”.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »