El Reto de los hermanos en el Valle de los Ingenios

Shutterstock.com
1 76

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Cuba es tierra de leyendas e historias apasionantes. Viajar a sus parajes constituye una oportunidad de conocer sucesos que han quedado en la memoria popular.

Te amo Cuba invita a disfrutar de un sitio y su narración más famosa. Me refiero al reto de los Hermanos que habitaron el Valle de los Ingenios en la provincia de Sancti Spiritus.

La llegada

Arribó la familia de criollos cubanos a los predios del Valle de los Ingenios para asentarse y comenzar sus inversiones. Diestros en los cultivos de cañaverales y la confección de azúcar, decidieron echar raíces en aquella tierra de fertilidad prodigiosa. Los dos hijos, fruto de un matrimonio de años, tenían habilidades para la cacería y contaban con fuerzas para los trabajos más duros.

Los asentamientos y la escases de agua

Luego de construir la casa señorial y demás sitios para la vida cotidiana, la familia comenzó los trabajos para tener agua potable en sus predios. No estaban cerca los cursos de agua, y otros eran solo temporales. En tiempo de sequía ya no había agua disponible. Fue entonces que surgió el reto entre los hermanos.

Shutterstock.com

Luego de construir la casa señorial y demás sitios para la vida cotidiana, la familia comenzó los trabajos para tener agua potable en sus predios. No estaban cerca los cursos de agua, y otros eran solo temporales. En tiempo de sequía ya no había agua disponible. Fue entonces que surgió el reto entre los hermanos.

- Publicidad -

El Reto

El objetivo era encontrar agua, con esa meta se trazaron el reto los hermanos del valle de los Ingenios. Uno debía construir hacia arriba, otro debía construir hacia abajo. El primero que encontrara el preciado líquido, era el vencedor.

Uno de ellos comenzó a construir una torre, y fue haciéndola más alta cada vez, en tanto el otro hermano comenzó a cavar un pozo. Las obras eran cada día más admirables… la torre y el pozo asombraban a todos los del batey.

Shutterstock.com

El final del reto

Seguro te preguntarás quién ganó la apuesta… pues los dos. Si, cada uno de los hermanos descubrió el agua. Desde el fondo del pozo uno de ellos gritó, anunciando que había alcanzado a llegar al manto subterráneo. El otro, desde lo más alto de la torre, avisó a todos que desde allí veía el mar, a pocos kilómetros del valle.

Son historia que tejen la identidad de una isla y sus hijos, una nación llena de hermosura.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »