El humorista cubano Ariel Mancebo pide ayuda

0 439

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

El humorista cubano Ariel Mancebo utilizó sus redes sociales para solicitar ayuda para poder continuar pagando los tratamientos contra el cáncer y también para poder ayudar a su familia.

Mancebo dio a conocer que le detectaron un Linfoma no Hodgkin en fase 3 y que desde el pasado año comenzó a experimentar fuertes dolores musculares que prácticamente paralizaban todo su cuerpo, pero que no fue hasta principios de 2019 que consiguió realizarse exámenes médicos y se enteró de que tenía cáncer.

Lo peor fue que su tumor era una variante muy extraña y muy agresiva que solamente padecen otras 15 personas en el mundo, por lo que tuvo que someterse a agresivos tratamientos que le impidieron continuar trabajando.

Ariel contó que afortunadamente consiguió que la enfermedad se redujera casi completamente, pero que lleva ya un año y medio sin poder trabajar, así que abrió una campaña en Gofundme para recaudar fondos que usará para seguir pagando los tratamientos y mantener a su familia.

ESTO NO ES UN POST DE HUMORLo que leerán a continuación los sorprenderá pues durante todo este tiempo lo mantuve en…

Posted by Ariel Mancebo on Wednesday, September 25, 2019

Muchas personas se han quedado impresionadas por esta revelación y le han enviado una gran cantidad de mensajes de apoyo para darle ánimos y deseándole lo mejor.

A continuación, reproducimos íntegramente la petición de ayuda de Ariel Mancebo:

Esto no es un post de humor

Lo que leerán a continuación los sorprenderá pues durante todo este tiempo lo mantuve en secreto por razones personales y familiares.

- Publicidad -

A mediados del año pasado me comenzaron unos dolores musculares que con el pasar del tiempo se fueron haciendo tan intensos que me impedían dormir y hasta llegaron a inmovilizarme. Las crisis se hicieron tan seguidas que tuve que dejar de trabajar y solo con altas dosis de Prednisona lograba controlarlas, aunque fuera por unos días.

A inicios de este año conseguí un seguro médico, me hice análisis y los resultados del MRI arrojaron lo que nadie nunca espera tener en la vida: cáncer. Un Linfoma no Hodgkin en fase 3. Llegué al hospital con un cuadro clínico bien feo, había bajado 40 libras en menos de tres meses, la hemoglobina la tenía en el piso y faltaba lo peor. Tras la resonancia magnética se pudo ver que tenía la enfermedad propagada por todo el cuerpo, órganos y huesos. Nadie sabe lo que es realmente el miedo hasta que ve una imagen de su propia metástasis.

Para colmo me informaron que padecía un tipo de linfoma muy raro que solo se habían reportado 15 casos en el mundo. Yo era el 16. Es una variante de linfoma extremadamente agresivo lo que puso en alarma al doctor y decidieron comenzar el tratamiento cuanto antes y con una de las quimioterapias más agresivas. Estas sesiones duraban de 7 a 8 horas y eran una combinación de esteroides, quimioterapia intravenosa, inmunoterapia más inyecciones de quimo en la columna pues el tumor principal había invadido la columna vertebral y tenían miedo que el cáncer hubiese llegado al cerebro, lo que por suerte nunca ocurrió.

Y ahí comenzó a cambiar todo a mi favor. El cáncer reaccionó increíblemente rápido al tratamiento, mi cuerpo lo soportó sin problemas y en pocas semanas ya estaba bastante bien. La enfermedad desapareció. Tuve la suerte de caer bajo la supervisión del doctor Pablo Alderuchio, un ser humano excepcional, y con uno de los dos mejores team de linfoma en Estados Unidos y el mundo, en el Sylvester Cáncer Center del sistema de salud de la Universidad de Miami. Ya estoy fuera de peligro. Me salvé de esta.

Pero este tipo de enfermedad no solo afecta física y emocionalmente a la persona que la padece y a su entorno familiar que lo sufre igual que uno mismo. También afecta la economía de la casa. Año y medio sin poder trabajar depositó sobre los hombros de mi esposa la responsabilidad de mantener a la familia mientras yo me concentraba en curarme. Todos sabemos que en este país una familia de 4 personas no vive con un solo salario. Estos últimos meses pudimos sostenernos gracias al dinero que nos devolvieron de los taxes por las niñas y a los pocos ahorros acumulados en el 401k. Pero ya eso se acabó hace rato y hoy nuestra situación es crítica.

Por ese motivo decidí crear un Gofundme para solicitar ayuda financiera pues todavía me quedan las radiaciones y esperar por el resultado final del tratamiento. El link de la recaudación lo subiré hoy o a más tardar mañana y solo pido a mis amigos de Facebook que cuando lo haga me ayuden a compartirlo pues mientras más personas lo vean, más chances tendremos.

Perdónenme este post. Créanme que hubiese preferido uno más alegre como los que siempre hago.

Desde ya gracias a todos.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »