Demasiado tiempo sin ir a Cuba: La historia de Henry

Ernesto Juan Castellanos / Shutterstock.com
0 226

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Cuando Henry salió de Cuba a los 17 años, nunca pensó que no volvería en tanto tiempo. Por aquella época ya era moda lo de “irse pa’ fuera” y su familia hacía mucho rato que tenía ese objetivo.

Mauricio, su papá siempre tuvo dinero. Era negociante y dueño de uno de aquellos primeros y más famosos “paladares” de su ciudad. Tenían buena casa, ropa bonita, comodidades, y mejor, la tía Grisel que hacía como diez años que estaba en Estados Unidos les mandaba dinero todos los meses.

Henry nunca tuvo mucho interés en irse, total, él vivía cómodo, y tenía a sus amigos cerca. Pero llegó el momento de decidir y la familia pesó más. Después del papeleo de reunificación familiar, Henry y sus padres dejaron Cuba y llegaron a Orlando, Estados Unidos.

La alegría y sorpresa de lo nuevo tenía a Henry encantado. Solo pensaba en trabajar y ganar mucho dinero para llevarles regalos a sus amigos y disfrutar de lo lindo con ellos. Pero su anhelo demoró más de lo que pensaba.

Comenzó a trabajar limpiando una cafetería por las noches y en el día iba al colegio. Lo terminó a regañadientes y no quiso seguir estudiando. Sus padres trabajaban también, pero había facturas que pagar y ya él quería su independencia.

Pasó un año, luego dos, tres, cuatro, hasta llegar a siete. No sabía bien como se le había pasado casi una década entre una cosa y otra sin visitar su Cuba, la de su infancia, la de sus amigos.

- Publicidad -

Con la mayoría mantuvo comunicación y otros se les unieron a 90 millas de la Isla. Pero el día que ansiaba llegó. Con la maleta llena de regalos, ilusiones y sueños, Henry regresó a sus raíces, pero era todo distinto a como lo imaginaba.

Aunque su ciudad no había cambiado, las casas y las calles seguían igualitas, la gente no. Sus compinches de la infancia estaban casados, con hijos, otros detenidos y algunos fuera de la Isla. Todos habían hecho su vida, y aunque pudo conversar y pasar tiempo con algunos, Henry se dio cuenta que llevaba demasiado tiempo sin ir Cuba.

*Los personajes y hechos relatados en esta historia son resultado de una obra literaria del autor. Cualquier parecido con personas verdaderas, o con hechos reales es pura coincidencia.

Video relacionado:

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »