Cubano deportado desde México a la isla: “Mi vida se ha vuelto un calvario”

0 3.502

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Orlando Ezequiel Márquez, un cubano que fue deportado desde México a la isla hace poco más de cuatro meses está denunciando que no cuenta con ningún derecho en su país, informó Diario de Cuba.

Márquez permaneció tres meses varado en Puerto España, Trinidad y Tobago y en marzo se unió a otros migrantes que emprendieron el viaje para tratar de llegar a la frontera de Estados Unidos y solicitar asilo en ese país.

Sin embargo, en mayo fueron asaltados por agentes de la policía federal mexicana, les quitaron el dinero que llevaban y les rompieron los permisos que les habían entregado para transitar legalmente por el país, poco tiempo después fue detenido y deportado a Cuba el día 25 de ese mismo mes.

“Para el Amparo Federal me tocó pagar 200 dólares. Cuando lo obtuve, le pedí a un amigo ayuda para continuar; el me giró 300 dólares y yo, inocentemente, le pregunté a un muchacho dónde quedaba la oficina de la Western Union. Reclamé el dinero sin ningún problema y, cuando regresaba al hotel con otros cubanos, el mismo muchacho nos preguntó si necesitábamos un taxi. Le respondo que sí. Por el camino nos interceptó una patrulla de la Guardia Nacional. Ordenaron al chofer continuar dos cuadras más y parar en un sitio desolado, cerca de un basurero. Allí nos encañonaron con las armas y nos ordenaron que nos bajáramos. Nos rompieron los documentos, nos asaltaron y nos dijeron ustedes a partir de ahora son ilegales. Aunque habíamos perdido el dinero, teníamos los pasajes y decidimos continuar”, declaró.

Cuando llegó a La Habana agentes de la Seguridad del Estado le preguntaron que hacía ahí, pues él había perdido los derechos de residencia en el país ya que estuvo más de dos años fuera.

- Publicidad -

- Publicidad -

Luego de eso lo dejaron en libertad, pero no le entregaron documentos de identidad, tampoco le permiten trabajar, lo mantiene vigilado prácticamente todo el día y no lo dejan estar en lugares públicos más de veinte minutos.

“No tengo pasaporte, no tengo carnet de identidad, no puedo visitar lugares públicos durante más de quince o veinte minutos porque enseguida llega la policía y me dicen que me debo ir de ahí. Mi vida se ha vuelto un calvario y espero que algún medio internacional o alguna asociación me ayude”, expresó.

Márquez contó que vive de la caridad de su familia, pues comenzó a trabajar en el negocio de un amigo y a los cuatro días la policía apareció y amenazaron con cerrar el lugar, así que para no perjudicar a la persona que lo ayudó decidió irse.

La solución que le ofrecieron las autoridades fue que pagara por repatriarse, pero es un trámite que cuesta 300 CUC y no cuenta con ese dinero, además, considera ilegal tener que pagar para obtener unos derechos que le corresponden por la ley.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »