Cubana embarazada pide que liberen a su esposo detenido en un centro de ICE (VIDEO)

0 1.256

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Ailén Cordovés es una joven cubana que llegó hace poco a Estados Unidos y que teme que tenga que dar a luz sola a su bebé, pues su esposo lleva casi tres meses en un centro de detención de ICE en el condado Broward, informó Univision 23.

La joven y su esposo Alberto Jesús Pérez llegaron juntos a la frontera norteamericana, pero las autoridades migratorias de ese país los separaron, ella quedó en libertad poco después debido a su embarazo, pero a él no le quieren aprobar la fianza ni concederle un parole, a pesar que pasó la entrevista de miedo creíble.

Para Ailén esta es una situación muy complicada pues su esposo teme que no podrá estar junto a ella al momento del nacimiento del bebé, pues la joven tiene más de 28 semanas de embarazo y debido a esta situación enfrenta varios problemas que pueden afectar al bebé.

“Él se pone muy mal porque tiene miedo de no estar conmigo cuando yo para, ver a su hijo nacer. Yo le digo que esté tranquilo, que pronto va a salir, que ya queda poco. Nosotros estamos casados legalmente. Estoy teniendo hasta diabetes gestacional producto de esta situación. No duermo y tengo miedo de afectar al bebé con esta situación”, declaró.

Wilfredo Allen, abogado especializado en temas migratorios, explicó que las autoridades migratorias norteamericanas siempre han separado a las familias cuando se entregan en la frontera, pero en la actualidad están alargando mucho más el proceso.

- Publicidad -

“La política de separación de familias siempre se ha aplicado porque no hay una cárcel para familias, hay centros de detención para hombres y para mujeres. Esa política siempre ha existido, ahora se está aplicando un poco más fuerte la separación familiar”, expresó.

Alberto Jesús y Ailén tuvieron que marcharse de Cuba en un vuelo hacia México porque les cerraron el negocio que mantenían en la isla, pero ahora él corre el riesgo de ser deportado, aún cuando ya pasó su entrevista de miedo creíble.

“Nos tuvimos que ir de Cuba porque nos cerraron el negocio, cada vez que hacías dos pesos te iba la policía arriba”, narró Ailén.

Según Wilfredo Allen, la joven debe solicitar una revisión del caso de su esposo y pedir que le otorguen una fianza, pero eso no le asegura nada, pues los jueces de inmigración son los únicos que tienen la potestad de aprobar su petición.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »