Cosas que hace un cubano con celular nuevo

Kako Escalona / Shutterstock.com
0 166

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

¿Y ese tronco de celular que tienes en la mano?

¿Te lo mandaron o te lo compraste?

No importa la respuesta, lo importante es que ya se dieron cuenta de la tecnología de estreno. “Un cubano con celular nuevo” no pasa desapercibido jamás. Cuando ocurre algo así se impone la necesidad de mostrarle al universo entero que somos dueños de un móvil que por sus características “está echando humo”.

Lo primero que hace la persona con un teléfono “de paquete”, es mantener el silencio y estar algo discreto, si, aunque sea unos pocos segundo. No porque seamos tan recatados o reservados, no para nada, es que se debe dedicar unos minutos a pensar cómo hacer que noten el “juguete nuevo”.

Otra cosa que es habitual cuando se estrena móvil en Cuba es paralizar todo alrededor mientras nos familiarizamos con la maravilla tecnológica. Ahí comienza la limpieza obsesiva de la pantalla, la búsqueda de aplicaciones, hacer muchas perdidas, limpiar otra vez la pantalla y hacernos infinidad de selfies.

¿Cómo saber si le gustas a un cubano?
Shutterstock.com

- Publicidad -

Aquella historia de los primeros teléfonos con los que se hicieron llamadas delante de mucha gente y ni siquiera tenían línea, no es un “tupe”, como se dice en la isla caribeña. Cuando llega un celular nuevo a la mano del cubano, bien podría surgir la necesidad de una de esas llamadas sin chip. Otro rasgo muy peculiar es comenzar a pedirle a medio mundo su número para tenerlo en los contactos.

¡Vamos a la zona wifi! ya el cell está listo para conectarse al mundo; ya tiene protector, mica, carcasa de colores, pegatinas, llaveros, y muy importante, una gama de sonidos que hacen saltar la envidia de cualquiera. En el parque, o si estamos en el hotel, una cosa habitual que hace el que estrena móvil es sostenerlo con ambas manos, por seguridad, pero sin dejar de mostrarlo con orgullo.

Ludovic Farine / Shutterstock.com

Se calma la emoción… pasan los días… ya todo el mundo sabe del teléfono nuevo. Dentro de poco el Samsung, el Sony o el IPhone reciben sus primeras caídas, rayones, manchas y demás accidentes, que no se pueden evitar por tanto apasionamiento. Entonces llega la aspiración: “ay si tuviera un teléfono nuevo”.

Te amo Cuba hace grande el rasgo más pequeño de la cubanía natural que nos define. Así somos… este es nuestro orgullo tierra adentro y mar afuera.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »