Confesiones de otro cubano que planta ají cachucha en Ecuador

Shutterstock.com
0 547

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

No pude dejar de escribir estas líneas… después de leer el artículo de mi compatriota y colega que vive en la ciudad de Guayaquil, tuve necesidad de compartir mi experiencia.

El ají cachucha es sin dudas un patrimonio del sabor cubano. En sitios como Ecuador, no existe esta variedad, pues solo se comercializan las que tienen un picante super fuerte.

Yo me encomendé al Señor y dije: “Tengo que hacer lo que sea por sembrar ají cachucha en la mitad del mundo”. En mi segundo viaje a Cuba conseguí las semillas. Por supuesto, le dije a mis amigos que me ayudaran con la responsabilidad de que fueran semillas sanas.

Una vez con las semillas en mis manos, sabiendo que eran buenas y que no constituían ningún riesgo agrícola, estudié la manera de trasladarlas a su destino final. Pero… ¿cómo hacerlo para que no me las quitaran?

- Publicidad -

Que angustia tan grande… cuantos sufrimientos y pesadillas por el temor a que me despojaran de las semillas de mis “ajicitos amados”. Entonces dije: voy a hacer como que las boto, pero dentro del maletín. Y así mismo hice… las esparcí en el equipaje.

- Publicidad -

Son tan maravillosamente diminutas que era imposible que las detectaran con cualquier escáner. No obstante, si aprovecho para pedir perdón por mi “atrevimiento”. Si, es que, en el salón de llegadas del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, de Quito, hay un cartel enorme que prohíbe, entre otras cosas, la entrada de semillas al Ecuador.

Por favor, no piensen mal… yo comprendo los riesgos, los asuntos de Agrocalidad, pero yo solo traía semillitas sanas, milagrosas y que en poco tiempo me darían ese tesoro llamado ají cachucha.

Pues entraron… y al poco tiempo, estaban germinando en el suelo de la región de Patricia Pilar. Que delicia. Ahora comparto con amigos esa bendición que da su toque especial a los frijoles, a los fricasés, a los chilindrones. Y como buen cubano, soñador en tierra ajena, hasta estoy pensando en producción a gran escala y grandes comercializaciones.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »