Comunicado del Ministerio de Salud Pública de Cuba tras la muerte de una niña por una vacuna

0 5.524

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) se pronunció sobre el caso de Paloma Domínguez Caballero, la niña de un año que falleció luego de ser vacunada en un policlínico de Alamar y de otros pequeños que también resultaron afectados.

De acuerdo con el MINSAP entre los días 7 y 8 del presente mes, cinco niños de un año presentaron complicaciones luego de que se les aplicara la vacuna PRS contra la parotiditis, rubéola y sarampión.

Las autoridades de salud de la isla explicaron también que todos los niños afectados fueron vacunados en el policlínico Betancourt Neninger del municipio Habana del Este y que no se han registrado casos similares en otros territorios.

El comunicado confirmó la muerte de Paloma producto de la vacuna y aclara que los demás niños se encuentran siendo atendidos en diferentes hospitales pediátricos de la capital.

Por último, dijeron que la vacuna PRS es importada de la India, que posee todos los certificados de la Organización Mundial de la Salud y que están llevando a cabo una investigación para determinar qué sucedió con este medicamento.

- Publicidad -

A continuación, reproducimos íntegramente el comunicado del Ministerio de Salud Pública de Cuba: 

Entre el 7 y el 8 de octubre del presente año, se diagnosticaron tres niños de un año de edad, con un evento adverso asociado a la vacunación con PRS, la que protege contra la parotiditis, rubéola y sarampión, esta se aplica según esquema oficial a los niños de uno y seis años de edad.

- Publicidad -

Todos habían sido vacunados el 7 de octubre en el Policlínico “Betancourt Neninger” del municipio Habana del Este, provincia La Habana, e inmediatamente después de aparecer los síntomas, fueron ingresados y recibieron atención médica por profesionales de alto nivel científico en los Hospitales Pediátricos “Borrás Marfán” y Centro Habana.

Mediante la pesquisa activa realizada a todos los niños vacunados en esa área de Salud, se detectaron dos niños más con sintomatología, lo que motivó su ingreso.

Dolorosamente el 9 de octubre en horas de la noche, fallece la niña Paloma Domínguez Caballero, de un año de edad, ingresada en el Hospital “Borrás Marfán” como consecuencia de las complicaciones. Los restantes cuatro niños se mantienen ingresados: una con atención intensiva, la cual se encuentra estable y los otros evolucionan favorablemente.

El sistema de vigilancia activa de los eventos asociados a la vacunación que se realiza en el país, no ha identificado ningún otro niño con síntomas.

La vacuna PRS se ha usado durante años en Cuba, se importa desde la India, está avalada por la Organización Mundial de la Salud y certificada por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED).

Una Comisión del Ministerio de Salud Pública investiga las causas que ocasionaron este lamentable suceso.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »