Caso de cubano acusado de asesinato crea polémica entre ICE y la policía de Colorado

0 3.348

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

El caso de Osmani Garcés Ortiz, un cubano de 37 años, que permanece ilegal en Estados Unidos, ha creado una fuerte polémica entre el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y el Departamento de Policía de Colorado.

Ortiz fue arrestado el pasado 24 de octubre por posesión de sustancias controladas y allanamiento de una morada en el condado Arapaoe, sin embargo, fue dejado en libertad bajo fianza cuatro días después debido a que una ley de Colorado impide que sea entregado a los agentes de ICE.

La polémica surgió debido a que el cubano fue arrestado nuevamente el pasado 17 de noviembre cuando entró de manera violenta a una casa acompañado de un hombre identificado como Gonzalo González Gómez y atacaron a una persona.

De acuerdo con el reporte policial, Ortiz y Gómez fueron hasta la casa de Julio César Banda Estrada, lo apuñalaron en un brazo y le dispararon repetidas veces a los pies porque Gonzalo estaba celoso ya que mantenía una relación amorosa con su exnovia.

La policía del condado Arapaoe dictaminó que Ortiz tomó un arma y amenazó de muerte a la víctima, por lo que lo acusan de intento de asesinato, asalto en primer grado, robo en primer grado y amenaza de delito grave.

- Publicidad -

- Publicidad -

Sin embargo, los agentes de ICE argumentan que esto pudo haberse evitado y que la policía de Colorado nunca debió dejar en libertad a Ortiz, una persona que se encuentra ilegal en el país y que tiene un extenso récord criminal.

“Era absolutamente predecible que residentes inocentes sufrirían a manos de extranjeros criminales cuando entró en vigor la atroz ley de santuario. Esta ley pone en riesgo la seguridad de todos los ciudadanos de Colorado”, declaró John Fabbricatore, director de ICE en Denver.

Por su parte, el Departamento de Policía de Colorado, alega que comunicó a ICE días antes que Ortiz iba a ser liberado, pero como no llevaron una orden de detención, no podían entregárselo.

Ortiz llegó a Estados Unidos el 31 de marzo de 2008 de manera ilegal por la Florida, las autoridades le entregaron una exención migratoria que expiró el 3 de noviembre de 2012 y en el año 2015 le negaron su solicitud de residencia permanente.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »