Blanca Rosa Blanco defiende a Edith Massola: “Felices debemos estar de poder celebrar su nacimiento”

0 10.313

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

La actriz cubana Blanca Rosa Blanco salió en defensa de la presentadora Edith Massola a raíz del artículo que escribió el periodista Julio Martínez Molina en el que la criticaba por celebrar su cumpleaños en la televisión nacional.

Blanca Rosa compartió en las redes sociales una extensa reflexión en la que explica que Edith Massola no cometió ningún error al celebrar su cumpleaños en el espacio 23 y M y explica todo lo que ha aportado la presentadora a la televisión cubana.

Además, la actriz criticó al periodista por su ataque a la presentadora y dijo que su artículo que apareció publicado en el periódico 5 de Septiembre estaba lleno de manipulaciones y malas intenciones y que solo buscaba desacreditar a Edith ante el público.

También cuestionó la actitud de Julio Martínez Molina hacia Natalia, la hija de la presentadora que reside en Estados Unidos y comentó que muchas personas tenían hijos en ese país y que eso no era ningún delito.

Por último, pidió que no se sancionara a Edith, como le sucedió al actor Jorge Martínez y a la directora de programas Gloria Torres cuando decidieron transmitir en vivo por la televisión nacional la boda de este.

- Publicidad -

- Publicidad -

A continuación, reproducimos íntegramente las palabras de Blanca Rosa Blanco:

Voy a intentar ser coherente ante la ira que me colma desde el instante que por azar he leído semejante artículo de Julio Martínez, tal vez Edith no se sienta tan maltratada como yo o sí. Estoy segura que tan sanguínea y valiente es, como para estar expuesta de manera permanente cada día de su vida, cada momento en que debe sostener un programa de la televisión cubana. Después de leer en la mañana de un día cualquiera un verdadero artículo de Umberto Eco “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas”, publicado en junio del 2015. Entonces me pareció un ataque y una ofensa a todos los que publican, donde me incluía yo, luego tomé distancia y lo volví a leer con otra perspectiva, contenido con el aparte que refería a la manera de usar la información de buen modo y apartado crítico. Eso realmente era lo más valioso y no todo aquello tan parecido a los cotilleos en los bares y a las conversaciones en un evento social o privado donde usted puede decir lo que entienda decir de quien entienda decir. Personas con estrategias del modo que usted ha intentado atacar a una figura de este país ni es valiosa, ni crítica, ni respetuosa. Hacer de su posible artículo una trampa manipulada donde no vamos de ningún modo a admitir que se sostenga y seamos mañana todos acusados de ego. ¿Qué es el ego? ¿Cómo usted supone que puede ser sostenida una figura pública? Con ese ego productivo y creativo señor. Todos padecemos de ego, y de ese ego figura también el arte. ¿Qué hizo Edith? ¿Nacer? porque esto ha sido en contra de su nacimiento. No entiendo y sigo.

Felices debemos de estar de poder celebrar su nacimiento, primero porque es una artista, una mujer señor, una trabajadora incasable, de una disciplina y una responsabilidad impecable. Usted señor difama de un gesto cariñoso, y más que sencillo, si yo hubiera estado allí, también le hubiera llevado un regalo y atienda que no somos amigas, somos crecidas en esos estudios de la televisión añorada y dolorosa, insoportable y necesaria para esta generación que por 30 años hemos estado en ella y en este país sosteniendo cada causa y cada momento. La televisión es nuestra plataforma, le hemos dado todo, porque la sufrimos y la cuidamos cuando ella se deja, pero es nuestra casa donde nos gusta celebrar, incontables aniversarios. Se merece celebrar porque está viva, porque tiene amigos y por suerte una familia, yo también tengo un hijo en Miami, ¿eso es malo? ¿Podría ser eso malo? ¿Tener y querer reconocimiento es malo? Un cake, unas flores y unos amigos más que probados.

Ojalá no volvamos sobre aquella boda de nuestro amigo Jorge Martínez y su directora Gloria Torres, que le costó mucho, ojalá se entienda que usted no es serio en su discurso, que si necesitamos apoyo lo tendremos entre nosotros, y si tenemos que buscar protección contra semejante “reflexión” estamos peor de lo que imaginaba. Pero lo haremos.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »