Altares y tributos de la santería cubana

Sergey Rusanov / Shutterstock.com
0 436

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Para cualquier creyente en la santería cubana, no caben dudas de que existe una estrecha relación entre los altares que se erigen para los santos y los atributos que acompañan a cada una de las deidades del panteón yoruba.

La santería no es una religión oficial en nuestro país, si tiene muchos creyentes que la practican, casi siempre en una casa particular, que para estos fines se le llama ilé-ocha. La máxima autoridad en estas especies de templos es el santero o babalawo, que tiene bajo su tutela a sus ahijados, y en su casa se realizan todas las prácticas de iniciación y las ceremonias.

padrinos en Cuba
Sergey Rusanov / Shutterstock.com

En las ceremonias, se utiliza la lengua, los instrumentos, los cantos y bailes, atributos, vestuarios y comidas todas de origen yoruba. En sus altares figuran santos católicos, como la Virgen de las Mercedes, la Caridad del Cobre, la Virgen de Regla y Santa Bárbara, entre otros, los cuales están adornados con flores, velas y frutas.

- Publicidad -

Los orishas están en un orden de jerarquía, en una vitrina, dentro de recipientes tipo soperas, que pueden ser de porcelana, cerámica, de barro o de güira, como eran en África, las deidades están contenidas en piedras dentro de las soperas, siempre muy tapadas y adornadas con mantos y aros de metal, atributos relativos al santo como hachas dobles, abanicos, espadas, herramientas, animales, juguetes y ofrendas de comida, bebida, frutas y velas.

Osain vive en un güiro adornado con plumas, Changó en un pilón de madera. Oggún se representa en un caldero de hierro de tres patas, con todas las herramientas propias de los trabajos agrícolas y los guerreros Eleggua, Oggún y Ochosi viven junto a la puerta de la calle, cerrados en un pequeño armario. En algún lugar y cerca de las epresentaciones se ubican los colores y números simbólicos de cada santo.

La ceremonia de entrega de ilekes o collares es exclusiva de la santería cubana, no existe en tierra yoruba y se caracteriza por el dinamismo y la alegría de los asistentes, se considera además el paso inicial dentro de la Regla de Ocha.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »