9 humoristas cubanos que han hecho reír vestidos de mujer

0 117

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

¡Y te lo advierto ¡te van a sacar las tripas!

En el arte de hacer reír se la pintan solos para sacarte carcajadas con cada una de sus ocurrencias.

Sin miedo a los vestidos y al “qué dirán” se ganan el aplauso porque ellos sí que la ponen buena. ¡Mira esto!

Número 9: Yudmila

Ulices Toirac le dio vida a una señora de estampa peculiar en el humorismo cubano. ¡Está en candela la vieja!

Encorvada, flaca y más loca que una cabra. En aquel programa cubano llamado “Sabadazo” Yudmila hacia disfrutar a la gente con sus cosas.

¡Fea más que el rayo! siempre ha estado confundida o con la mente volando. A nadie se le olvidan los movimientos típicos de Yudmila con su dentadura.

¡Cuidaito, nada de dentadura falsa… la natural de Ulises Toirac!

Número 8: Cacha Ramírez

José Carlos Pérez es el Carlucho de todos en Miami. También ha sido la terrible Cacha de Cuba. Una mujer gorda y de carácter bastante fuerte. ¡Echá pa’ adelante y avasalladora!

No se ha salvado casi nadie de la lengua de Cacha. Exiliada en Estados Unidos siempre ha estado alerta. La gente se revuelca de la risa cuando “explota” de la rabia”.

Número 7: Mariconchi

Orlando Manrufo le sacó filo a la lengua de Mariconchi desde el primer show. ¡El que no quiere oír que se vaya!

Mariconchi ha sido siempre una cubana de a pie. Su jaba de nailon en la mano y un atuendo modesto hace juego con la mirada pícara. ¡Se la sabe toda y la que no la inventa al vuelo!

Famosa Mariconchi por el chu chu chu con otros artistas. Célebre por esas cubanías de la isla que a ella no le gustan ¡pero la entretienen!

Número 6: Regla de Cuba

Mario Aguirre hizo que una mujer fuera motivo de gozo en el público. Regla de Cuba siempre ha estado muy atormentada. ¡Se ataca y va pal fondo! Lengua de sal ha tenido esta vieja llena de coloretes. Jamás se cura de su típica falta de aire.

Dramática y atropellada, saca de quicio a los presentadores porque tiene los nervios de punta.

Regla de Cuba ha dicho las cosas así tan campantes. ¡Si no te ríes eres de piedra porque esa vieja es pa’ partirse!

Número 5: Maricusa

Geonel Martín lo hace que no hay quien se quede serio. Caballero Maricusa es una niña que tiene sus picardías. ¡Zorra y pico!

La boquita en forma de piquito le pone un tono de voz peculiar. Trenzas o moños mal hechos se combinan con ropitas cortas y ternura engañosa. De Sabadazo pa’ Miami y sigue “rebijía la niña”

¿A quién se le olvida diciendo la palabra “mulaticooooo” ? ¡a nadie!

- Publicidad -

Número 4: La Pía

Ángel García canalla con un personaje demasiado Popular. ¡Que cojan a lazo a esa mujer que anda suelta y se llama La Pía!

Esa vocecita, esa manía de creerse una reina. ¡Y la gente se queda sin tripa de verdad! La Pía lo mismo es rockera que hace una poesía o canta. ¡La Diosa de los Potreros de Manaca!

Adora los vestidos glamorosos, llenos de brillo. ¡Se hace la fina y es tremenda burra!

Dice cada cosa la guajira cepillá que to’ el mundo goza de lo lindo.

Número 3: Mamacusa Alambrito

Luis Echegoyen la trajo al mundo en la década del 50 y jamás se salió del recuerdo de nadie. ¡Mamacusa Alambrito!

Popular la señora que decía tener “el alma grande y el cuerpo chiquito”. Era una estampa de pie a cabeza. Canillas de alambre, espejuelos, manta y ocurrencias. Tenía un solo vestido de domingo. Ella le decía ¡El mameyón!

Mamacusa Alambrito sabía decirlo todo como era. Menos mal que la risa no se gasta. ¡Ay mamá!

Foto: Ahmed Otero

Número 2: Flor de Anís

Nelson Gaudín La puso en talla… ¡Ay mijo, deja que yo te cuente! Flor de Anís dice y hace lo que le da su reverenda gana. Tiene los dientes grandísimos y una risa ¡única en todo el mundo!

Flor, con ese nombrecito delicado ¡Le mete candela a Cuba y a todos los alrededores! Pica su lengua más que el ají y sabe lo último de la murumba.

Es imposible… ¡caballero es imposible no aguantarse la barriga para no perderla cuando ella tiene el pico abierto!

Número 1: Margot

¡Osvaldo Doimeadios no te hagas!

Él sabe perfectamente que Margot es lo mejor para hacer a un pueblo con la alegría. Tiene voz nasal y se cree soprano. Su cuerpo parece de jicotea y se cree una modelo de revista. ¡Mi gente como Margot no hay dos!

Hay que ver la ingenuidad con la que dice las cosas… ¡y cosas duras!

Margot tiene una versatilidad que todo el mundo respeta y disfruta. ¡Y siempre deja con ganas de más!

No tienen control estos hombres cuando se visten de mujer.

La lengua y la imagen, sus armas. La risa, lo que te roban.

¡Y van a vivir pa’ siempre las mujeres en las que se han convertido!

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »