8 cosas que no sabías de la película cubana Fresa y Chocolate

0 613

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Cuba tuvo un antes y un después de “Fresa y Chocolate”, la película que sacó a relucir los prejuicios homofóbicos de su sociedad. Hasta ese momento el tema de la homosexualidad en el país era un tabú y la necesidad del cine cubano de abordarlo tuvo como resultado este filme verdaderamente entrañable.

Desde el estreno de la icónica película que dirigieron Tomás Gutiérrez Alea (Titón) y Juan Carlos Tabío muchos esquemas quedaron atrás y se reflejó una Cuba contradictoria donde conviven personas que piensan diferentes, practican múltiples religiones y se expresan desde su individualidad.

Te amo Cuba investigó sobre el emblemático filme y aquí les presenta 8 cosas que no sabías de este largometraje.

1- El filme se basa en el cuento de Senel Paz titulado “El lobo, el bosque y el hombre nuevo”.

2- Se estrenó en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano del año 1993. Durante casi diez minutos el público del Teatro Carlos Marx, que tiene 3.000 butacas, se puso de pie en una enorme ovación.

3- Sí la pusieron en los cines, pero la televisión nacional tardó 14 años en emitirla.

4- Durante la filmación, el equipo muchas veces se preguntaba si el filme lograría llegar a los cines.

- Publicidad -

5- El helado de fresa formaba parte de los numerosos signos de reconocimiento que usaban los homosexuales en los años 70 y que retoma este largometraje.

6- Primera película cubana nominada a los premios Óscar como Mejor película extranjera.

7- Ganadora del Premio Goya a la Mejor película extranjera de habla hispana.

8- Se llevó importantes premios en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana como Mejor actor (Jorge Perugorría), Mejor director (Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío) y Mejor actriz de reparto (Mirtha Ibarra).

Aunque en Cuba se ha avanzado muchísimo en la lucha contra la homofobia, “Fresa y Chocolate” nunca pasa de moda, como recordatorio de que la amistad, el respeto y la tolerancia siempre estarán por encima del odio y la discriminación.

El abrazo final de Diego y David es el dolor de la despedida, pero también el símbolo de que la amistad y el amor son posibles entre personas de intereses sexuales distintos.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »