7 diferentes formas de nombrar razas en Cuba

Shutterstock.com
1 3.889

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

De sobra se sabe que existen razas desde el surgimiento mismo de la humanidad. Negros, blancos, amarillos… en fin, muchas surgieron de investigaciones antropológicas y otras del argot popular de cada país.

En el caso de Cuba, ya se han incorporado a la gama de razas y colores, un montón de términos para definirlas muy propio del oriundo de la Isla. Te amo Cuba les muestra algunos ejemplos de escalas raciales cubanas.

Trigueña(o) quemada(o)

Se le dice así a la persona que tiene facciones de la raza blanca, pero su piel no es traslúcida. En estos casos la piel es más bronceada.

Jabao o jábico

- Publicidad -

Esta denominación a califica a aquellos que son hijos de la mezcla. No son negros ni blancos, más bien tienen la piel clara, “color varadero” como dicen los cubanos, y el pelo más parecido al de los negros, que puede ser rubio, rojizo o de otro color. También alternan entre ojos verdes, claros y marrones.

Capirro

El capirro es un tipo de jabao, pero este tiene características específicas. Aquí se incluyen solo los de pelo amarillo y muy enroscado (pasa), que pueden tener ojos claros o no.

Mulata(o) blanconaza(o)

- Publicidad -

Dícese del mestizo con rasgos muy cercanos a los caucásicos. Nariz aguileña, pelo lacio, piel muy clara, pero que todavía conserva atributos de herencia africana como los labios o el cuerpo voluptuoso natural.

Prieto

En dicha clasificación entran todos los de piel oscura independientemente del matiz o la escala del color, algunos más claros y otros más oscuros, pero de raza negra al fin.

Mulato atrasado

Así le dicen los cubanos al hijo de blanco y negro cuyos genes lo llevaron a manifestar características y facciones típicas de la raza negra. (Nariz, cabello, y piel más quemadita)

Mulañin o Mulañé

Es una forma cariñosa de decirle a los mulatos, los mestizos en toda su gama.

Como ven en Cuba las razas van más allá de las concebidas por la ciencia. Los isleños han creado a partir de la mezcla diferentes denominaciones, que atienden a características específicas.

Y como en el verde caimán “el que no tiene de congo, tiene de carabalí” ya es difícil distinguir entre negros y blancos, porque somos de todos los colores. Por eso han surgido tantas formas de nombrar razas y la cultura oral seguirá enriqueciéndose.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »