7 detalles interesantes de la famosa Yesapín García

Yesapín García
0 251

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

La linda Yesapín ya está en Miami, se fue con su mamá.

De la niña que vivía en Cuba a la niña residente en USA ha habido un cambio.

¿Y la palabrota que la hizo célebre? ¡Sigue ahí!

La niña continúa con sus travesuras y esa inocencia pícara que la caracteriza. Miles la siguen… ¡y la seguirán!

Número 7: La trama del pez peleador y el marketing

¡Niña inteligente, claro está!

Yesapín García se hizo célebre con la trama del pez peleador. Defendió con firmeza infantil su pececito de las intenciones “bellacas” de Marlon de “echarlo a fajar”. Yesapín dijo que NO.

Marlon subió la apuesta y determinó terminar el noviazgo y quedarse con Denise. ¡Y a ella se le salió la palabrota!

Se quedó en Cuba aquella inocencia con matices de niños “tremendos”. Toda esta trama tan bien lograda en el episodio “a la cubana”, contrasta un poco con la trama de publicidad en los capítulos de USA.

Pero bueno, es lógico que para ayudar a su mamá a pagar el efficiency donde ahora viven, ¡hay que pinchar!

Yesapín mantiene sus travesuras y eso a la gente le encanta.

Número 6: El cuartico cubano y el efficiency en USA

A juzgar por las imágenes de los episodios en Miami la nueva casa está bastante bien.

De todas maneras recordamos con agrado aquel cuartico de Yesapín, donde estaban sus juguetes y donde podía conversar a solas con Marlon.

En el efficiency de Miami no está su noviecito, no queda más que saludar por IMO. La nostalgia hace su trabajo. Lo mejor es cuando la niña sale de casa y se divierte en USA con toque cubano.

Número 5: La Mascota habanera y la Mascota de Miami

Nos enamoramos también del pez peleador que le llevó su papá en Cuba. Ahora Yesapín tiene un perro que le regala su mamá ¡uno guardían, cuidao con eso!

Las mascotas tienen fines diferentes. El pececito que comía pan y “talandraca” era para el disfrute. Marlon quería echarlo a fajar… pero NO, esa era una mascota de ensueño.

El perrito “que habla gringo” es guardián contra la violencia, el tráfico de internet y todo lo que pueda hacerle daño a la niña.

Número 4: Modos de decir “la frasecita célebre”

- Publicidad -

Es cuestión de escuchar… si es que hay oído suficiente para ese reto. La palabrota que hizo popular a Yesapín García arrancó carcajadas, se hizo viral y la compartieron miles de personas.

Dicen algunos que como lo dijo la primera vez no ha vuelto a sonar igual. ¿Será verdad?

La manera de decirla para defender su orgullo de “hembrita” y a su pececito, es muy natural, espontánea.

La manera de decirla en los capítulos posteriores tiene sus efectos para darle diversidad y que la gente la comparta.

Número 3: Celos por Denise y otras “rabietas”

Denise parece que tiene sus “cositas” con Marlon. Yesapín le soltó la mala palabra en Cuba cuando él se hizo el “machista infantil”. ¿Hubo celo de parte de ella? Puede ser… igual, lo manejó con dignidad cubana. ¡Precoz, “boquisucia”, pero bien cubana!

Se fue Yesapín a USA. Ahora se enriquece la escena con rabietas de otros asuntos: recargas erradas, las prohibiciones, los robos de celulares y otros motivos.

Número 2: Matices de la animación

Yesapín llegó a gringolandia y tiene efficiency, celular, sitio de recarga, internet, mascota parlante, una excelente factura de dibujo animado. ¡que linda!

Algunos dicen que prefieren la factura del primer capítulo. ¡Bueno para gustos se han hecho los colores! Algunos puede que no les vean a los nuevos capítulos la sandunga, la “cosa cubana rica”. A muchos otros les encantan los enredos de la pequeña en el mundo de USA.

¡Ya sé, tengo una idea!

A lo mejor, con dibujos lindos de Miami, pero esencia de Cuba, la “cosa” se arregla y Yesapín se hace todavía más famosa. ¡Interesante!

Número 1: Inocencias

No nos cansamos de recordar ese primer capítulo. Dos niños, supuestos noviecitos, tienen una pelea. Ella dice una de las 10 malas palabras más potentes de la boca cubana, que no vamos a repetir. Son los típicos “chamaquitos” con picardías pero mucha inocencia.

¡La niña se va a Miami y su inocencia sigue pero tiene que espabilarse porque es un mundo nuevo!

A lo mejor piensan que le rompieron la inocencia. No es para tanto. Le cambió la voz, lógico, pero lo infantil sigue ahí.

¡Unos quieren que regrese a Cuba, otros quieren que se quede en Miami… algo va a pasar porque Yesapín es única!

¿Y esa pincha? ¡la de sus creadores!

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »