7 cosas que pasan cuando un extranjero se queda mucho tiempo en Cuba

Martina Badini / Shutterstock.com
0 299

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Ejemplos de personas de otras naciones que han visitado Cuba, se han enamorado y terminado por quedarse más tiempo del que esperaban en la isla, existen muchos.

Algunos enamorados de la tierra, otros de sus mujeres/hombres, de la gente o simplemente del clima. En cualquiera de las variantes a veces deciden prolongar la estancia en el archipiélago o residir de manera más permanente en ella.

Pero ¿qué pasa cuando un extranjero pasa mucho tiempo en Cuba? Te amo Cuba responde.

Aprenden del doble sentido

Esa manera pícara y “salsosa” de pensar de los cubanos se transmite de inmediato, unos meses en La Mayor de las Antillas y ya entenderán todito del “cubaneo” y hasta harán chistes del tema.

hablar como los cubanos
Angelo D’Amico / Shutterstock.com

Se sumarán a la cultura oral

Al poco tiempo de estar en Cubita la bella los verás tratando a los demás de asere, o saludando con un “¿qué bolá?”

Shutterstock.com

Les cuesta pronunciar los nombres

Ya sean de personas, de provincias o lugares se le hace extremadamente difícil, pero de todas maneras lo intentan para demostrar conocimiento total de la isla.

Empiezan a volverse adictos a la ropa vieja

- Publicidad -

Al probar este rico plato cubano se vuelve una adicción, pero sin embargo experimentan cierto rechazo a tanto arroz en el menú.

Ropa vieja
Shutterstock.com

Aguantan mucho más la bebida

Después de decenas de botellas de ron cubano quedan curados de espanto y se vuelve cada vez más difícil emborracharlos.

Emily Marie Wilson / Shutterstock.com

Se visten a lo cubano

Si en sus países vestían ropa formal y toda la parafernalia elegante, cambian al modo despreocupado y ligero de los cubiches. Los ves de manera natural caminando en chancletas y short por las principales avenidas como si fueran nativos.

gg-foto / Shutterstock.com

Se conocen Cuba mejor que los cubanos

Dado que tienen mayor poder adquisitivo que el isleño promedio se dan a la tarea de conocer el país a fondo en sus diferentes variantes, y terminan conociendo lugares que los oriundos ni imaginan.

Shutterstock.com

Los no nacidos en el verde caimán se vuelven entonces fans de la gente, de la comida, del clima, y de la manera de enfrentar la vida de los cubanos, y regresan a sus países y ponen nuestras costumbres en práctica, porque se quedan grabadas como los tatuajes.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »