6 motivos que más hacen reír a los cubanos

RDS_Images / Shutterstock.com
0 179

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

A carcajadas lo suavizamos todo ¡y eso el mundo lo sabe!

El cubano se ríe lo suficiente para darle sabor a la vida y que lo difícil se convierta en una fiesta.

¿Con el humor se puede arreglar el mundo? ¿Por qué no?

El chisme:

¡Lo dejó porque se enteró que ella dijo…! ¡Candela!

La murumba siempre está caliente. La gente sabe que el “chu chu chu” que se forma es como el río que suena fuerte. Hasta de lo más terriblemente serio el cubano se ríe.

El rumor más completo tiene que traer matices de alegría. ¡No se rían que esto es serio! Y por mucha que sea la seriedad hay que alegrarse. El chisme es una institución social dentro y fuera de Cuba. ¡Agencia de noticias de la lengua… ay mamá!

Hay cada cosas que vienen en “la bola” que son pa’ partirse de risa.

rmnoa357 / Shutterstock.com

El “choteo”:

El que caiga en la boca de esta gente se desgracia. Otro motivo para que las carcajadas no paren es el choteo. ¡Le van a meter tijera y no se va a salvar!

Un cubano lo analiza todo con más rigor que un crítico oficial. El bonche coge el tema más grave y lo vira al revés. Hasta los que “estiran la pata” cogen su buena dosis de broma en plena funeraria. ¡Esa es la sabrosura cubana!

palabra fiera en Cuba
gg-foto / Shutterstock.com

Las películas de comedia:

La trama, si tiene humor, entonces clasifica y triunfa en el público cubano. Sin tripa te quedas con la gran mayoría de las películas cubanas donde se ve nuestro archipiélago como en un espejo. ¡Así mismitico es!

¡Caballero un aplauso pa’ Cantinflas!

Un filme que se respete tiene que hacer reír, ¡eso lo dice un cubano que después de verlo todo da sentencia: o es un tronco de película… o es una reverenda basura!

Si la producción de cine logró la carcajada, ¡está salvada! y que le den todos los Oscar de la academia porque los cubanos se la disfrutaron mucho.

- Publicidad -

El doble sentido:

¡Caballero pa’ algunos es fruta bomba y pa’ los otros papaya!

Doble sentido con filo tiene el cubano desde que nace. Pepito lo sabe mejor que nadie. Hay un universo de cosas en torno a la cubanía que le cuesta bastante trabajo al resto del mundo entenderlo. No es lo mismo paulatinamente que Paula con la mente en la tina. ¡Y la gente capta el mensaje principal y el mensaje secundario!

Los cuentos “verdes” han hecho y deshecho en las bocas sacándole carcajadas a cualquiera. Un buen cuentico colorado como también se le dice siempre es bienvenido en el grupo. Por eso el cuarto de Tula le cogió candela.

¡Porque no apagó la vela!, ¿entendiste?

Shutterstock.com

El humor nacional:

El humor nacional ya no solo está en Cuba. Se salió del mapa y del plato y ahora anda regado por medio mundo. El humor en Cuba tiene una salud de hierro. El chucho, el bonche, la criticadera, el choteo y otro montón de cosas más definen a este patrimonio humano.

Los humoristas cubanos hacen de todo. Se la pintan solos para dejar a la gente sin tripa, y si tienen que travestirse lo hacen y ya.

Dentaduras espectaculares, vestimentas estrafalarias, gente que se hace pasar por un sangandongo o por un “fiñe”. A todo se le saca ganancia en cuestiones de alegría.

Los programas humorísticos son el suplemento de felicidad para todo el mundo. ¡No te atrevas a cambiar el canal que viene Pánfilo!

Las “desgracias”:

¡Te dije que no hay, se acabó y no van a hacer más! La gente oye algo así y se desbarata de la risa. Dijeron una vez que el cubano se reía más de lo que debiera. ¡Na’, eso es un cuento!

El cubano se montó en la tabla de salvación que se llama “carcajada” y se divierte de todo. Claro, al principio hay rabieta y to’ eso, pero después ¡aguántate que te orinas de la risa!

¿Llegó la guagua? ¿Freíste las croquetas? ¿Se acabó el desodorante? ¿Pasta perla? ¡No me digas que se te rompió la arrocera!

Carcajadas de oreja a oreja por todas las desgracias propias de las cuales se divierte el cubano. ¡Tiene que ser así porque si no a cualquiera se le quema el coco!

¡A lo mejor es verdad!

Por sí o por no aguántate la dentadura, no sea que se te caiga de tanto goce.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »