5 tríos musicales hechos en Cuba y que no se podrán olvidar

0 88

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

¿Por qué… por qué razón tuvieron que hacerlo?

Eran mejor que se quedaran callados… ojalá no se hubieran encontrado nunca para hacer su “pandilla” musical.

Por desgracia ahora no podemos ni olvidarlos ni dejar de cantar sus temas.

La música cubana se hace respetar. ¡Y estos tríos se montaron en el tren de la fama!

¡Una “riquera” el TOP que comienza a echar humo ya!

Número 5: Hel

¡Aguita de coco!
1996. Los 3 integrantes fundaron el grupo con el apoyo del famoso músico Edesio Alejandro. ¡Lo hicieron rápido y bien!

“…logran la fusión de varios géneros como el hip-hop, el rap, el funky y el reggae con algunos de los géneros de la música cubana bailable, entre ellos el son, la salsa y el bolero, dando como resultado un nuevo tipo de música con características internacionales”. Times Magazine

Sus discos: “Aguita de Coco”, “Voz de Mando” y “Sin Ton ni Son”

Ernesto Méndez, Humberto Brito, Lioni Veranes. Los temas salieron de la composición de ellos mismos. ¡A barrer con to el mundo!

La versión que hicieron de Guajira Guantanamera rompió records de Hit en Cuba.

Número 4: SBS

El trío lo formaron Abelito, Alejandro y Ragnar. ¡El momentazo! 1994. Se conocieron en la universidad y decidieron formar S. B. S. Se lanzaron de cabeza a la pelea musical.

Conquistaron espacios en emisoras, en la televisión, en la gozadera de la gente. ¡Empezó a contagiarse la cosa!

En el Hit Parade Nacional, repitieron como mil veces sus temas. Llegaron los conciertos y las giras. ¡Se armó la buena!

“¡Follow the líder!” o “!Sigue al líder!”

Grabado y mezclado en Miami. El tema se convirtió en un hit. Se hicieron versiones en alemán, italiano y hasta en japonés. En México “Sigue al líder” se convirtió en Disco de Oro por las más de 75.000 copias vendidas.

Número 3: Cubanito 20.02

2002. ¡Ah y por eso el nombrecito! Se metieron a todo el mundo en el bolsillo con su primero albúm “Soy cubanito”.

¡Ulakalakala!

¡Mátame las ganas de amar!

- Publicidad -

Un éxito arrollador que se hizo fiebre en la radio y en la fiesta. Haniel González Martínez, Javier Durán Webb y José Ángel Sastre Pérez eran tres jóvenes de barrio que escuchaban rap proveniente de los Estados Unidos.

Se pusieron bandanas, gorras de béisbol y vaqueros extra anchos. “Queríamos hacer algo de estilo neoyorquino, bailable, pero que tuviera también un aire cubano”. ¡Se creyeron cosa los muy talentosos!

¡Menos mal que los cubanitos no cayeron en la copiadera!

Bonificación… Separados durante 8 años, volvieron para meterle caña a la cosa del ritmo con el tema “Caramelo”.

Número 2: Kola Loka

Kola Loka se inició en el en el Tercer Frente Oriental. 2001. ¡Ay Compay que lejos!

Yasser Robinson Puente, Yamir Robinson Puente y Angel Torres Callar son los integrantes. Surgió la idea musical durante la época del servicio militar.

¡Padrino quítame esta sal de encima!

¿Por qué Kola Loka mi gente?. Porque se pega… desgraciadamente se pega pa siempre. Fusionan el reggeatón con kisomba, calipso, merengue y ritmos caribeños. Sus interpretaciones poseen un matiz cómico. ¡Pa partirse de la risa!

Número 1: Orishas

Por su culpa lo sabemos. ¡El Kilo no tiene vuelto!

Los Orishas se establecieron en París. 1999. Sacaron su primer disco “A lo cubano”. Hicieron una innovación urbana con toques tropicales y yoruba.

¡Le dieron la patá a la lata! Orishas se convirtió en una referencia internacional de la música cubana. Tres discos en 10 años.

Yotuel, Roldán y Ruzzo. ¡Recoge y vete que no dejaron pa’ más nadie! Arrasaron con premios, ventas, éxitos. Se le abrieron todas las puertas posibles hasta el día de su separación.

Muchísima gente asegura que es de lo mejor de la música cubana de todos los tiempos. Y pésele a quien le pese, es así.

Bonificación… Después de años sin hablar, Yotuel hizo propuestas a Ruzzo y a Roldán. ¡Volvieron a la carga! 2016. “Isla Bella” fue el tema de retorno.

Muy buenos tríos… y eso lo sabe todo el mundo. Por su culpa cantamos a toda hora.

¡Caballero qué desgracia tanto talento musical! No queda más que gozar hasta que se nos pase. Si es que se nos pasa.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »