5 cosas que no pueden faltar una casa en la playa cubana

possohh / Shutterstock.com
0 292

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Es muy común que las familias cubanas o grupos de amigos reserven días para vacacionar en una casa en la playa, sale más económico y no hay restricción de personas como en los hoteles.

Se renta la casa en su totalidad e incluye solo eso, pues la comida y la cocinadera la pone el cliente. Los precios aumentan o disminuyen según las condiciones y lujos de la elección, por ejemplo cantidad de cuartos, baños, aire acondicionado, etc. Los gastos de hospedaje se pueden compartir entre varios miembros del grupo o familia.

Te amo Cuba preparó este post pensando en todas esas cosas que tanto nos hacen disfrutar en una casa en la playa.

La gente cae del cielo:

Como no hay límite de personas, en una casa en la playa te cae todo el familión y las amistades. Y se terminan armando tremendos grupos para compartir el placer de vacacionar con tus seres queridos.

Foto: Angie Santana

El dominó:

Nunca falla un torneo de dominó en estas ocasiones, ya sea hombres contra mujeres, entre parejas sentimentales o las duplas que ya se saben todas las señas. La mesa de dominó se planta después de almuerzo y en las noches, y hay algunos que cuesta levantarlos para bañarse en la playa.

shutterstock.com

Las comelatas:

- Publicidad -

Nada como una casa en la playa para sacar todo lo mejor de nuestra cocina, una rica caldosa que siempre resuelve cuando hay mucha gente, puerco asado, congrí, chicharrones, tamales y tantas otras cosas que nos hacen perder la figura en bikini.

carne de cerdo con malta
Shutterstock.com

Los juegos de playa:

Nada mejor que tener un buen grupo de personas para jugar fútbol, voleibol o enterrar gente en la arena y en el agua las típicas peleas a caballo, las torres, los puentes para pasar por debajo. !Qué rico es tener un piquetón en la playa!

Shutterstock.com

Fiesta y baile:

Las noches en una casa en la playa tienen al grupo del dominó y al grupo de los bailadores, lo mismo se arma una rueda de casino, que se baila el pasillo de la discotemba. La cuestión es que se goza hasta la madrugada y hay quien amanece en la cumbancha. Se comparten unas cervezas frías si hay o si no una botellita de ron, que pone a mover la caja de bola hasta al mayor de los patones.

Soy cubano
Nadezda Murmakova / Shutterstock.com

Lo mejor de una casa en la playa en Cuba es poder compartir con tu gente, con lo que se tenga. No cambiaría ni el mejor hotel del mundo por una semana en mi tierra disfrutando de la playa, la familia y los amigos.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »