3 formas cubanas para decir que todo está bien

JKom / Shutterstock.com
0 909

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Responder que todo está bien, no es únicamente para cuando indagan por nuestra salud. La pregunta puede ser para conocer un estado de ánimo, un trabajo o el simple decursar del día. En Cuba tenemos varias formas para contestar a esta interrogante.

Te amo Cuba te acerca hoy a tres variantes, muy particulares por cierto, que tenemos para decir que todo está bien.

1– Empingao: Yamil estaba preocupado por su amigo Jorge. Este último empezaba un nuevo trabajo y la verdad es que nunca en su vida había durado más de un mes en ninguno. Tenía que empezar en algo y rápido, porque ya todo se estaba complicando. Cuando Jorgito se encuentra con su amigo le cuenta: “Yamil, mi hermano, voy a empezar a hacer guardia en una fábrica cerca de la casa, tengo arriba al jefe de sector (policía que controla un sector determinado) y no estoy para problemas”. Días después Yamil va a casa de su amigo y le pregunta cómo le va en el trabajo y este le responde: “Empingao, estoy contento con eso”.

- Publicidad -

2- Son las cuatro de la tarde y Berta espera a que su hija llegue de la escuela. La señora está nerviosa, porque hoy su “niña”, que por cierto ya tiene 14 años, rendía un examen muy importante. Con esa frescura que caracteriza a la juventud, llegó Jennifer pasadas las cinco de la tarde. Ella ni se acordaba que hoy había sido su examen. La madre desesperada le pregunta: “¿Cómo te fue mi niña”?… y ella después de quedarse pensando un rato y caer en cuenta le dice: “mami todo fresa”. Berta que no entendió el significado del sabor en la respuesta se queda mirándola y Jennifer le aclara: “Que todo bien mami, que toda fresa”.

3- Karina y Laura se encuentran en la cola del Coppelia. Dos mujeres, una fila larga, más de una hora de espera y hasta el mismísimo diablo se sienta a escuchar porque la conversación promete estar muy interesante. Le dice Karina: “Cómo te va con tu nuevo novio, ese no me gusta para ti”. A lo que Laura responde: “Tranquila, no ha pasado nada, el cuartico está igualito

Y ya usted ve, cuando un cubano le diga que todo está fresa, que le va empingao y que no ha pasado nada…el cuartico está igualito; pues no se preocupe más, que para nosotros todo está bien.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »