10 productos alimenticios que se han viralizado en Cuba por fuerza mayor

0 310

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

¿Cómo es que se viralizan ciertos productos alimenticios en Cuba? Ante todo, que se viralice un producto significa que inunde la cotidianidad del cubano en sus habituales comidas. Luego viene la relación con múltiples recetas y lo imprescindible que se vuelve en la cocina de los de la Mayor de las Antillas. Por último, lo precede una amplia campaña de divulgación en medios de prensa e instituciones educativas sobre el potencial nutritivo del producto.

Algunos productos alimenticios se han viralizado en Cuba por diversas razones; una de ellas es la circulación obligatoria entre los productos que se venden por medio de la libreta de abastecimiento. Otros han sido introducido como parte de programas de alimentación saludable o accidentalmente como la claria.

Lo cierto es que estos productos alimenticios transitan entre el amor y el odio. Como dijera en Alegrías de Sobremesa, Estelvina de Sandalio: “con ellos no se puede estar, pero sin ellos no se puede vivir”. Así que si lanzamos un concurso de popularidad puede que algunos de estos productos reciban varios votos, y otros varios huevos por antipopulares; pero veamos cuáles integran la lista:

La moringa

Esa planta se convirtió en uno de los alimentos que pobló el imaginario y los campos de cultivo cubanos. Se presumía que sus hojas sirven para hacer caldos e infusiones e incluso sustituyen carnes con altos valores proteicos. ¿Tú crees? Bueno eso es lo que se dice.

Shutterstock.com

La claria

Este pescado devino en uno de los platillos principales que se servían en múltiples hogares cubanos: el bistec de claria, con su adobo de limón, ajo y cebolla se convirtió en la delicia de la mesa cubana, incluso apreciado por su valor ante problemas de hemoglobina. Su introducción produjo serios desbalances de las especies como las tilapias.

Shutterstock.com

El yogurt de soya

El yogurt de soya representa a toda una generación que se olvidó del sabor del yogurt natural y de sabores. El producto distribuido “por la cuota” como dice el cubano, es un habitual de desayunos y meriendas. Aunque luego quisieron ponerle “otro gustico” a frutas, siempre conserva su sabor original, para muchos bien desagradable.

Foto: Yaimí Ravelo

Las lentejas

Fue tanta la lenteja que hubo de ingerir el cubano, que se convirtió en uno de esos alimentos, en especial de las recetas de potaje, que aburrió. Por mejor elaboradas que estuvieran, ya la gente las recibía con “mala cara”, en su habitual presentación en becas y comedores obreros.

shutterstock.com

El picadillo de soya

También de soya, surgió el picadillo, producto que con determinada frecuencia se distribuye en carnicerías del país, no hay platillo que demande mejor y más sazón, y siempre se queda debiendo al paladar. Sin otras opciones proteicas, el cubano lo adoptó entre sus víveres como la opción de plato fuerte a la que se recurre en última instancia ya sea para hacer un tradicional picadillo en salsa o unas hamburguesas.

- Publicidad -

Shutterstock.com

El noni

¿Y cómo olvidar al none, porque así lo nombra el cubano? La introducción de esta planta pretendía que tanto frutos como hojas se aprovechasen como alimento por sus propiedades nutricionales. Sin embargo, fue de aquellos virales poco aceptado entre la población.

Shutterstock.com

El pollo por pescado

Parece inverosímil, pero sí el pollo por pescado es un producto viral. Este híbrido de la libreta cubana se aparece entre una y dos veces al mes, y aunque todos quieran llamarlo pollo se resiste a cambiar su titularidad.

Marco Crupi / Shutterstock.com

El chocolatín

Sustituto del tradicional chocolate, esta mezcla supuestamente derivada del cacao, se prepara con leche o generalmente con agua caliente. Otros para no aburrir la preparación lo ingieren así mismo en polvo con un poco de azúcar. ¿Duro verdad?

Foto: TwoRealTravelJunkies/Youtube

Café mezclado

Se sabe de sobra que el cubano amanece con su tacita de café, pero café café, café puro, de ese hace años que el cubano no le encuentra sentido en su paladar. Tostado con chícharos, a veces más que el propio café, se ha presentado como bebida indispensable entre los habitantes del archipiélago. Incluso algunos se los llevan por la añoranza a sus actuales países de residencia.

Foto: Ernesto García

El gofio

Otro producto apreciado en desayunos y otras comidas ligeras es ese polvo de harina de trigo que llamamos gofio. Seco, con agua o con leche, en el mejor de los casos, se volvió popular entre muchos en el periodo especial como un alimento de esos llamados salvavidas por palear el hambre en difíciles momentos.

Foto: La Cuchara de Madera

Sería ingenuo creer que estos productos se han viralizado por ser saludables o como parte de una dieta balanceada. Estos 10 productos alimenticios se han viralizado en Cuba por fuerza mayor, ya sea por necesidad alimenticia o por iniciativa estatal, pero son de esos alimentos han integrado la dieta del cubano.

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »