10 músicos cubanos que han triunfado sin estudiar música formalmente

0 805

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

Hasta hace poco no comprendía la dimensión de aquella frase de que al cubano le corre la música por las venas, pero hurgando en la amplia historia musical de nuestro país han resaltado figuras tan relevantes que asombran por el talento cultivado, más allá de la instrucción musical.

Gente modesta, pero con grandes dotes para la creación artística que a golpe de sacrificio y esfuerzo personal han llegado a posicionarse entre los mejores de la música cubana.

Y es que no se trata solo de un don o un especial instinto artístico, estos exponentes de la creación musical en la Mayor de las Antillas han tocado lo más alto de la fama mundial sin cursar estudios formales de música.

Curiosamente los une el origen humilde, para algunos marginal, pero sin dudas una calidad humana excepcional que ha hecho de estos músicos cubanos que lleguen lejos sin estudiar música.

Alexander Delgado

Quien duda del talento y carisma de Alexander Delgado, fundador, director y compositor del afamado grupo Gente de Zona. Sin embargo, su historia musical no empezó en las aulas de instrumento o solfeo, sino que nació asociada al hip-hop cubano y al Festival de Rap de Alamar en Ciudad de La Habana. Sin olvidar sus orígenes nombró su grupo Gente de Zona, aludiendo al sitio de donde procedían, pues Alamar se divide en zonas numeradas. En la actualidad, es uno de esos nombre obligatorios en la escena musical cubana.

Benny Moré

Seguimos la lista con el gran Benny que solo llegó hasta el cuarto grado de la educación primaria para trabajar ayudando a su madre, imagínese si pudo acudir a alguna instrucción formal de música. Su verdadero debut como profesional, fue con la gran agrupación de Miguel Matamoros y entonces tuvo su primer trabajo estable como músico. El Bárbaro del ritmo era así natural, fue aprendiendo en el camino e impuso sin dudas un antes y un después en la música cubana.

Insurrecto

No en vano este joven músico cubano se define a sí mismo como un “talento callejero”. De formación completamente autodidacta, Leandro Molina conocido en el ámbito musical como Insurrecto, también provine de los ímpetus del hip hop cubano. Empezó formalmente en el Clan 537, y así fue como su talento se extendió por Cuba y el mundo. El intérprete de “Cerro cerra’o”, no deja atrás sus raíces y siempre manifiesta orgulloso su origen que lo distingue en sus presentaciones tanto en Europa como en Estados Unidos.

Polo Montañez

De origen campesino, el pinareño Polo Montañez llegó a la fama ya pasada su juventud. Trabajó como ordeñador de vacas, haciendo carbón, como tractorista y hasta cortó caña. Se inició en la música con un grupo familiar que animaba guateques en la zona y siempre guardaba sus composiciones pues no les otorgaba demasiado valor. Sin embargo, a los 44 años atesoraba cerca de 70 canciones propias, escritas de forma autodidacta, pues no tenía ninguna formación profesional ni conocimientos musicales. El guajiro natural, como trascendió, es una figura emblemática de la música cubana, cuya fama comparte con la nación de Colombia donde cosechó varios éxitos.

Elvis Manuel

A los 17 años, debutó en la escena musical cubana quien fuera una de las grandes promesas del reguetón en nuestro territorio y que partió en forma trágica durante una salida ilegal hacia Estados Unidos. A Elvis Manuel la vida no le alcanzó para desplegar todo su talento innato pues tampoco contó con una formación musical, no obstante, dejó varios temas que hasta hoy son referencia en el género urbano, como La Tuba y La Mulata.

Willy Chirino

- Publicidad -

Sí puede que te sorprenda, pero Wilfredo José Chirino, más conocido como Willy Chirino, solo recibió un breve “curso de la Berkeley” por correspondencia. Los conocimientos que aplica a la creación musical se deben a la autodisciplina y el esfuerzo de quien soñara con ser como Benny Moré. Domina varios instrumentos, aunque la batería es uno en los que mejor se desempeña. También aprendió con el gran Tito Puentes, entre otros músicos relevantes.

Jacob Forever

Este exintegrante de Gente de Zona, se inició cantando y bailando como imitador de los grandes del pop N’Sync y Back Street Boys. Después de transitar por el grupo “Made in Cuba” se une al proyecto musical de Alexander Delgado. También es uno de esos talentosos que se enroló en la música por vocación y decidió aprenderla por cuenta propia cultivando innumerables éxitos, tanto en los grupos que integró como en solitario.

Celina González

Desde muy pequeña, Celina siempre tuvo un tono excepcional: una voz clara, poderosa y muy rítmica. A mediados de los años 40 del siglo XX se unió al guantanamero Reutilio Domínguez, quien fuera un guitarrista espectacular, para formar en 1947 el famoso dúo de Celina y Reutilio. La Reina de la música campesina, como se inmortalizó a esta grande de la interpretación, solo tuvo como escuela la influencia familiar y el gran deseo de triunfar en el mundo de la música.

Eliades Ochoa

Nacido en Alto Songo, en la zona oriental de Cuba, Eliades Ochoa es otro ejemplo de esa música que se lleva por las venas. Con tan solo 6 años comenzó a tocar la guitarra y cuando ya alcanzaba la talla de su instrumento, tocó su música en los barrios santiagueros para sostener su vida. Este músico de formación autodidacta, no solo triunfó con el grupo Buena Vista Social Club sino que mantiene al cuarteto Patria en el podio de la fama mundial. En declaraciones para El Nuevo Herald confirmó: “Soy un músico de oído. Todo lo que he aprendido ha sido por mi cuenta, sin necesidad de ir a academias”, y ratificó que sus primeros pasos se los debe a sus padres, y a la influencia de la buena música cubana.

El Micha

El Micha cuenta que iba a ser jugador de baloncesto pues estudiaba en una de las escuelas oficiales de formación de deportistas de élite que existen en Cuba. Ciertos trámites migratorios por parte de su padre impidieron que siguiera esa línea. Y en buena hora pues hubiera perdido la música urbana cubana uno de sus más exitosos exponentes. Pasó el servicio militar y luego trabajó de custodio en varias fábricas alternando con un seguimiento de la escena cubana del rap que acogía sus improvisaciones. Y ahí está: otro fruto de la autoformación musical que representa el estilo cubano del reguetón.

Y de seguro en esta lista pueden ingresar otros artistas de la música cubana, cuyas melodías y composiciones dejan una estela de éxitos y se impregnan en lo cubano de un son, de una guaracha, en la autenticidad de lo campesino o en el estilo propio del reguetón. A ellos les corre la música por las venas, y no han necesitado escuelas formales sino dar rienda suelta a su vocación y talento.

Video relacionado:

10 frases que se han popularizado gracias el reguetón cubano

10 frases que se han popularizado gracias al reguetón cubano. 😂🎙🇨🇺

Posted by Te amo Cuba on Friday, December 14, 2018

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »