10 aventuras en Cuba para que la vivas a plenitud

0 157

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

- Publicidad -

¿Quieres volar? ¡Vuela!

¿Quieres gritar? ¡Hazlo bien fuerte!

La aventura está a tus pies. ¡Vamos ya!

“Y monta que te quedas” (es un decir… te animo a que me sigas)

Número 10 Soroa

Está en los límites de las montañas de la Sierra del Rosario, justo en pleno corazón de un hermoso y abrupto paraje natural.

Un lugar que encanta. Envidia de los bosques encantados. Sitio exclusivo donde hay secretos del arte de las orquídeas…

¡Y no es “chanchucho” barato, lo aclaro! (no es rumor, no es mito)

Llegar a Soroa es descubrir un paraíso dentro de otro. Y como tanta belleza hay, me vas a agradecer por siempre el paseo.

¿Te quedas?

Shutterstock.com
Shutterstock.com

Número 9 Museo MAPRI

La sede del Museo de Arte de Pinar del Río es de estilo ecléctico. Constituye influencia morisca y evolución de la arquitectura doméstica en la región. Si, te asombraste, lo vi.

Son muy exclusivas las colecciones de objetos y documentos originales. Hay muestras permanentes, y por supuesto muestras temporales. Aventura de lujo para ti… ¡vívela!

Una visita al MAPRI es suficiente para que te caigas ¡de pata pa’ arriba! (asombradísimo, eso quise decir)

cuba.cu
guerrillero.cu

Número 8 Cárdenas

Le dicen la ciudad de las primicias…

Es de allí el Primer Museo de Historia Natural, la primera estatua a Colón y el primer colegio médico. ¡Y no se “cree cosa” la urbe! (significa que no se envanece por el orgullo de sus logros)

Otro detalle para que midas la dimensión de la aventura en Cárdenas: en Cueva Calero, se encontraron los restos del hombre más antiguo de Cuba.

Shutterstock.com

Número 7 Parrandas

Las Parrandas de Remedios surgieron alrededor del siglo XIX. Te lo cuento y vas a reír… ¡Vamo allá! (a la historia, vamos a la historia).

El sacerdote Francisco Vigil de Quiñónez, (o Francisquito), contrató a un grupo de niños. ¿Para qué? Sucede que en la fría madrugada del domingo del Aguinaldo nadie quería ir a misa.

Entonces los niños corrían por el pueblo sonando pitos, fotutos, matracas, rejas, latas rellenas con piedras y todo objeto que hiciera un ruido “infernal”. ¡Así nacieron las parrandas!

Número 6 El Cornito

Es el Parque del Cucalambé. En este paraje nació el poeta Juan Cristóbal Nápoles Fajardo. Las Tunas.

Se llama Cornito por el riachuelo que atraviesa el lugar. ¡Un paraíso cubano Compay! (es compadre, pero en el campo lo dicen así)

Hay en el entorno diversidad de flores y una exuberante vegetación. Este sendero se extiende por casi ocho kilómetros. Hay también un embrujo en los paisajes del Cornito y no faltan sus leyendas.

Número 5 El Salto del Caburní

Nada se compara a este salto de agua. Está en el Macizo Guamuhaya… un paraje montañoso donde aventurarse da un toque de majestuosidad.

El sistema de cascadas está unido a lagunas y pocetas de aguas cristalinas, procedentes de manantiales cercanos. ¡Si te da el biyí biyó no sales de allí más nunca! (entiende, que si te da la emoción, o el desatino, te quedas para siempre)

- Publicidad -

El Salto del Caburní está ubicado dentro del Parque Nacional Topes de Collantes. En Sancti Spíritus. ¡Te lo advierto… te vas a quedar!

Shutterstock.com

Número 4 El Castillo de Jagua

Tenía que ser Cuba… tenía que ser una aventura grande para que no faltara un Castillo.

¡Aquí está!, es el de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua.

Se ubica a la entrada de la Bahía de Cienfuegos. La mandó a construir el mismísimo rey Felipe V de España. 1742. Comienza a proteger la bahía de los piratas y corsarios del Caribe.

Su puente levadizo está en perfectas condiciones. Es uno de los últimos que se mantienen aptos para su uso.

Y si volvieran los piratas… ¡tremenda tiradera que se va a formar! (lo entiendes, si, guerra, lucha cubana)

Shutterstock.com
Shutterstock.com

Número 3 La loma de la Cruz

Se levanta porfiando a las llanuras. Tiene 261 metros sobre el nivel del mar, en la Ciudad de Holguín. Es obligatorio ir allí, escalarla… dicen que da suerte contar los escalones.

El Papa Francisco estuvo en esa famosa Loma. 1790. Se coloca la primera cruz, subida por el fraile Francisco Antonio de Alegría, un franciscano.

¡Y qué alta es la “condená” loma! (es una broma, o reproche, para citar a quien sobresale o se destaca)

Shutterstock.com
Shutterstock.com

Número 2 La Maison

Casa de Modas de Santiago de Cuba. Exclusividad, lujo, buen estilo.

En La Maison de Santiago se desarrollan importantes desfiles de modas. La aventura tiene puertas abiertas a cenas, boutiques y eventos sociales.

1990. La Casa de Moda se estrena con sede en una construcción neoclásica, llena de reliquias arquitectónicas y de arte. ¿El secreto de la casa? Despedir la noche para recibir la mañana.

Número 1 Cabaret Tropicana

¿Lo sabes, verdad? ¡Un paraíso bajo las estrellas!

1939. El muy famoso cabaret cubano enciende sus luces. Construido al aire libre en una zona boscosa, es desde siempre la mejor aventura de la noche.

¡Mi negra vamo a calentar los pies y el corazón! (o sea, es invitación a bailar y alegrarse)

Tropicana lo ha tenido todo… ballet, circo, carnaval, boleros, ¡y muchísimo cha cha chá!

La celebridad de sus espectáculos ha recorrido el mundo. Sus escenarios susurran nombres como el de Celia Cruz y Libertad Lamarque. El Cabaret es una vivencia de folclore cubano. ¡Color… Ritmo… Vida!

The Visual Explorer / Shutterstock.com

¿Te encantó verdad?

¡No tienes que decirlo!

“Eso se te sale por los ojos y las orejas” (si, que es evidente en ti)

Esto está demasiado bueno para quedarse con las ganas

¡Pide más!

- Publicidad -

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Translate »